nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > APEGO ADULTO > Capitulo 4 : Refinando la teoría: Funciones y licitadores del apego adulto

CAPITULO 4. Refinando la teoría: Funciones y licitadores del apego adulto

Los investigadores sobre el apego sostienen que las funciones fundamentales del apego infantil, en la teoría de Bowlby (mantenimiento de la proximidad, protesta por la separación, base segura- de donde partir a explorar- y refugio seguro) son aplicables a la conducta de apego adulta. También los estudios que miden las diferentes respuestas frente al estrés (respuestas frente a amenazas del entorno físico y social, ante las separaciones de pareja) refuerzan dichas funciones. Hazan y Zeifman estudiaron los procesos mediante los cuales los jóvenes transfieren a otros jóvenes de su misma edad el apego que antes tuvieron con sus padres. El periodo que se extiende de la niñez a la adolescencia está marcado por un cambio gradual en el objeto de la conducta de apego y no de todas las funciones a la vez (se prefiere pasar el tiempo con los amigos -búsqueda de proximidad- pero, hasta el final de la adolescencia el refugio seguro sigue estando en los padres). Se ha estudiado también el tipo de apego laboral, y como varia de unos sujetos a otros. Por ej. el tipo de adultos evitativos podría trabajar compulsivamente o utilizar su trabajo para evitar las relaciones de intimidad. Los de apego seguro estaban satisfechos con su trabajo, que no interfería con sus relaciones personales y se sentían valorados. Mientras que los ansioso-ambivalentes no estaban demasiado satisfechos de su trabajo, no se sentían valorados y aunque preferían trabajar en equipo creían que los demás dificultaban su trabajo. Otros estudios han aplicado la teoría del apego a la conducta religiosa (Kirkpatrick 1992, 1994). La mayoría de los cristianos creen que tienen una relación personal con Dios, lo que les proporciona una base segura y es una fuente de consuelo, apoyo y fuerza y les ayuda en momentos de estrés. Por otro lado sirve para compensar las relaciones humanas insatisfactorias, y supone un apego sustitutivo. Los modelos mentales del apego son relativamente constantes y las creencias sobre las figuras de apego (incluyendo a Dios) reflejan experiencias previas con relaciones de apego. El estilo de apego se ha relacionado también con las respuestas ante situaciones estresantes. Se da un mayor apego cuando se experimentan condiciones sociales o ambientales estresantes o que representan una amenaza para el futuro de las relaciones de apego (conflictos de pareja, frialdad del otro miembro de la misma) y condiciones propias del individuo (mala salud).

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web