nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > VYGOTSKY´S EDUCATIONAL THEORY IN CULTURAL CONTEXT > Capitulo 8 : Aprendizaje y desarrollo de los niños en edad preescolar desde la perspectiva de Vygotsky

Desarrollo y aprendizaje

CAPITULO 8. Aprendizaje y desarrollo de los niños en edad preescolar desde la perspectiva de Vygotsky

La edad preescolar en Rusia en el tiempo de Vygotsy comprendía entre los tres y los ocho años. La edad preescolar la define en función de los cambios sistémicos que tienen lugar en la estructura de los procesos mentales del niño y de sus principales logros evolutivos (“neoformaciones”), que son resultado del crecimiento del niño en una “situación social de desarrollo” concreta. En esta edad el uso del lenguaje que adquieren los niños transforma su percepción, su atención, su memoria, su imaginación y su pensamiento. El niño adquiere un control creciente de su comportamiento. Al final de este periodo el niño supera la dependencia de los estímulos del entorno y adquiere la capacidad de comportarse intencionalmente, siguiendo una autorregulación basada en el habla interna (private speech) y en el juego simbólico. En el desarrollo del niño en edad preescolar las emociones y los pensamientos actúan como una unidad y se afectan entre sí. La situación social de desarrollo es la fuente principal de desarrollo del niño.

Las principales características del desarrollo psicológico del niño en edad preescolar son: adquisición de herramientas culturales y emergencia de las funciones mentales superiores, desarrollo de la auto-regulación, juego simbólico como actividad fundamental, integración de emociones y cognición, transición al colegio.

- Adquisición de herramientas culturales, funciones mentales superiores: Comportamiento deliberado, con un propósito, auto-regulación, mediado por el lenguaje u otras herramientas simbólicas de la cultura. La percepción es la primera función que se organiza dentro de un sistema estable de representaciones con significados determinados por la cultura. La atención, la memoria y la imaginación empiezan a transformarse y a adquirir formas determinadas por un propósito y mediadas simbólicamente en los años de la educación primaria. En los años preescolares la percepción domina el funcionamiento cognitivo y las otras funciones van unidas a ella (semejante a la descripción de esta etapa por Piaget, como periodo de pensamiento sensoriomotor). La adquisición del habla, su uso para comunicarse con otros, originan las primeras generalizaciones, y esto es crítico para integrar pensamiento y lenguaje. Estas generalizaciones permiten al niño construir una imagen constante de su mundo, y progresivamente su pensamiento se libera de las limitaciones de lo que se percibe como inmediato, perdiendo su importancia la percepción. La capacidad de almacenar imágenes y de recuperarlas hace posible utilizar las experiencias vividas para la comunicación y la solución de problemas, situando la memoria en el centro de la actividad mental del niño. Vygotsky indica que en esta etapa pensar es recordar. En esta etapa, además, los niños empiezan a utilizar el lenguaje para hablarse a sí mismos (al principio sólo para hablar a otros), surgiendo el habla interna. Al principio el habla interna acompaña sus acciones prácticas, más tarde se convierte en un habla exclusivamente dirigida a sí mismo, con la que el niño organiza su comportamiento. De frases completas, propias del habla en la comunicación con otros, se pasa a frases abreviadas y palabras que son suficientes para la comunicación con uno mismo. Esta capacidad significa el INICIO DEL PENSAMIENTO VERBAL.

- Desarrollo de la auto-regulación: En la edad preescolar cambia la relación entre las intenciones del niño y su implementación en acciones, adquiriéndose normalmente la capacidad de planificar las acciones antes de ejecutarlas, guiándose por imágenes mentales de las acciones futuras. La herramienta necesaria es el habla interna, por la que las mismas palabras que los adultos utilizan para regular el comportamiento del niño pueden utilizarlas los propios niños para autoregularse.

- El juego simbólico como actividad principal: El juego tiene tres componentes en la teoría de Vygotsky: los niños crean una situación imaginaria, adoptan y representan papeles y siguen un conjunto de normas determinadas por roles específicos. En el juego, las acciones internas (que afectan al significado) dependen de las operaciones externas sobre los objetos. La emergencia de las acciones internas indica el comienzo de la transición desde las formas primarias de pensamiento (sensoriomotor y visual-representacional) a un pensamiento simbólico más avanzado. El juego simbólico prepara las bases para dos funciones mentales superiores: pensamiento e imaginación. Además promueve el comportamiento intencional, debido a la relación entre los roles que adoptan los niños y las reglas que deben seguir en función de esos roles. También aparecen en el juego las primeras emociones generalizadas, asociadas con una categoría amplia de personas y situaciones, y no sólo con experiencias específicas.

- Integración de las emociones y la cognición: En algunos momentos Vygotsky se refiere a esta característica del desarrollo en la edad preescolar como el logro más importante del niño. En los niños más pequeños las emociones siguen a las acciones, según el feedback positivo o negativo que recibe el niño después de la acción y de sus resultados. En la edad preescolar empiezan a aparecer las emociones antes de la acción, proporcionando un tipo especial de anticipación de las posibles consecuencias de la acción. Los niños adquieren la capacidad de imaginar qué pasará si tal cosa, cómo se sentirán y cómo hará sentir a otras personas. Las acciones cognitivas de percepción, imaginación y reflexión adquieren un componente emocional. Las emociones ya no son una reacción ante los hechos, sino que adquieren funciones de planificación y regulación, las emociones se vuelven “conscientes” (thoughtful).

- Transición al colegio: Vygotsky considera que el niño adquiere la preparación para la vida escolar durante los primeros meses de colegio, aunque ciertos logros de la edad preescolar hacen más fácil para los niños desarrollar esta preparación: dominio de algunas herramientas mentales, desarrollo de la auto-regulación e integración de emociones y cognición.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web