nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > DEFINIR Y SELECCIONAR LAS COMPETENCIAS FUNDAMENTALES PARA LA VIDA > Capitulo 1 : Competencias para la vida: un reto conceptual y empírico

CAPITULO 1. Competencias para la vida: un reto conceptual y empírico

El intento de desarrollar indicadores para la educación comienza por delimitar la idea de competencia. Los estudios empíricos de la OCDE aportan ideas respecto de las competencias. A principios de los años 90 el proyecto INES (Programa de Indicadores de la Educación de la OCDE) propuso un primer grupo de competencias en dos categorías básicas:

1) conocimientos y habilidades relacionadas con el currículo, lo aprendido en la escuela, y 2) conocimientos y habilidades socioculturales no relacionadas con el currículo, para vivir una vida valiosa y útil. (Trier, 1992).

Surge la idea de un conjunto de competencias de “equipo de supervivencia”, formado por habilidades básicas y habilidades para la vida. Se tiene en cuenta que las competencias se aprenden en la escuela y fuera de la misma. El objetivo final no es el logro escolar, sino la preparación para la vida. La capacidad de aprender resulta fundamental.

El estudio de competencias trans-curriculares (Estudio Cross Curricular Competences, CCC, 1993) define los siguientes campos (resultados publicados en Prepared for life, OCDE, 1997):

- Política, economía y civismo;
- Solución de problemas;
- Percepción y concepto de sí mismos; y
- Comunicación.

El informe Human Capital Investment: An internacional comparison (OCDE, 1998) considera que el concepto de capital humano se emplea con varios significados desde que comienza a ser utilizado en la teoría económica en los años 60 (Becker, 1964). En este informe se define el capital humano como:

“los conocimientos, habilidades, competencias y otros atributos de los individuos relevantes para la actividad económica” (OCDE, 1998)

Se restringe la idea de capital humano a: “cualidades que pueden aumentar o apoyar la productividad, la innovación y las posibilidades de ser empleado” (OCDE, 1998). Las ganancias sociales de los individuos pueden no estar limitados a la actividad económica, pero estos no se consideran parte del capital humano.

El programa PISA (Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes) permite contar con datos regulares comparables para elaborar indicadores de los resultados de la educación. El objetivo es comprobar en qué medida los alumnos han adquirido en las distintas áreas curriculares conocimientos y habilidades útiles para su vida adulta. El primer informe PISA es del año 2000 (resultados en 2001), y se repite cada tres años, cambiando el énfasis en lectura, matemáticas y ciencias sucesivamente.

En el informe PISA se incluyen, además de las materias, una competencia intracurricular en cada estudio. Las dos primeras que son: el aprendizaje autorregulado y la solución de problemas. El aprendizaje autorregulado se compone de tres elementos básicos: 1) estrategias de aprendizaje: procesamiento de información, control metacognitivo, identificación de lo que no se comprende, 2) motivación: esfuerzo, persistencia, aprendizaje cooperativo y competitivo, motivación instrumental y basada en intereses, y 3) concepto de uno mismo. La solución de problemas es “la combinación de diversos procesos cognitivos y de motivación que se orquestan para lograr una meta determinada que no se podría lograr únicamente con la aplicación de una rutina o algoritmo conocido” (Dossey, Csapa, De Jong, Klieme y Vosniadou, 2000).

Otro estudio, el Cived (Estudio de Educación Cívica) tiene el objetivo de “identificar y examinar en un marco de trabajo comparativo las formas en las que se prepara a los jóvenes para adoptar su papel de ciudadanos en democracias y en sociedades que aspiran a la democracia” (Torney-Purta, Schwille y Amadeo, 1999a, 1999b). En la fase 1 del estudio se identificó tres campos fundamentales para la educación cívica: significado de la democracia en el contexto nacional, sentido de la identidad ciudadana (nación propia, otras naciones, organizaciones supranacionales), y diversidad y cohesión sociales.

Estos estudios dan lugar a tres ideas innovadoras sobre los resultados del aprendizaje:

1. Los resultados que se esperan de la educación superan la adquisición de conocimientos en las materias tradicionalmente enseñadas en los colegios.
2. La adquisición de competencias (que se identifica con el aprendizaje) supera el contexto del colegio.
3. El aprendizaje (o adquisición de competencias) es una preparación para la vida.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web