nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > BUILDING CHARACTER IN SCHOOLS > Capitulo 2 : ¿Creencias, valores o virtudes?

CAPITULO 2. ¿Creencias, valores o virtudes?

Las creencias, o las opiniones, son las posiciones intelectuales que tomamos en multitud de asuntos, políticos, económicos o religiosos. Los valores son lo que un individuo aprecia, o desea. Unos son meras preferencias, otros se refieren a las tradiciones de la comunidad, otros son religiosos. El enfoque educativo en los valores, muy popular en muchas escuelas, indica que los maestros no deben adoctrinar o imponer sus puntos de vista a los estudiantes. Al contrario, la escuela debe ayudar a los alumnos a elegir sus propios valores. Esto implica que no hay valores absolutos. El enfoque basado en las virtudes pretende hacernos capaces para desarrollar mejor nuestras relaciones, hacer con mayor perfección nuestro trabajo, y de esta manera alcanzar la excelencia humana. Son nuestras virtudes, no nuestras opiniones o nuestros valores, los que nos permiten ser mejores estudiantes, padres, maestros, amigos o ciudadanos.

La educación del carácter pretende conseguir que los alumnos internalicen las virtudes. Se trata de un proceso largo que se realiza en cuatro etapas:

1.- Conciencia: se trata de explicar y definir las virtudes, para conseguir un lenguaje común y compartir las metas.
2.- Comprensión: cuando el alumno comprende que vivir virtuosamente es importante para la felicidad personal y la felicidad de otros. Se consigue a través de historias, películas, etc.
3.- Acción: nos permite construir buenos hábitos. Aprendemos haciendo.
4.- Reflexión: implica pensar sobre lo que hemos hecho, cultiva el razonamiento moral y desarrolla el conocimiento de uno mismo.

¿Cómo se puede construir una comunidad virtuosa? ¿Cómo se puede cambiar la cultura de una escuela? Las escuelas que destacan en la educación del carácter son capaces de afirmar quienes son y lo que pretenden. Esos ideales y principios compartidos sirven de vínculo social. Los autores ofrecen algunas claves para desarrollar la asignación de virtudes:

1.- Llamar la atención sobre las iniciativas de educación del carácter.
1,1,- Creación de un equipo.
1.2.- Colaborar con las familias. La escuela necesita el compromiso y la confianza de los padres.
1.3.- Identificar las virtudes principales de la escuela.
1.4.- Fomentar la discusión.
1.5.- Revisar la propuesta de misión de la escuela.
1.6.- Lanzar el programa en un acto solemne y formal.

2.- Fomentar la comprensión de las virtudes básicas:
2.1.- Determinar lo que la escuela está ya haciendo.
2.2.- Identificar los caminos para que los maestros se preparen.
2.3.- Proporcionar información y recursos a los padres.
2.4.- Identificar los lazos entre el currículum y las virtudes básicas.

3.- Poner en acción las virtudes básicas:
3.1.- Implicar al personal. Esto incluye además de los maestros, el personal de iblioteca, administrativos, cafetería, conductores de autobús, etc.
3.2.- Implicar a los estudiantes.
3.3.- Integrar actividades extra-curriculares.
3.4.- Proporcionar oportunidades de ayuda.

4.- Reflexionar sobre el propio progreso:
4.1.- Considerar lo que se ha hecho bien.
4.2.- Considerar las mejoras.
4.3.- Evaluación de las conductas relevantes.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web