nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > HANDBOOK OF FAMILY COMMUNICATION > Capitulo 2 : EL ESTUDIO DE LA COMUNICACIÓN FAMILIAR: MÚLTIPLES MÉTODOS Y MÚLTIPLES FUENTES.

Definiciones de la familia, teorías y métodos.

CAPITULO 2. EL ESTUDIO DE LA COMUNICACIÓN FAMILIAR: MÚLTIPLES MÉTODOS Y MÚLTIPLES FUENTES.

La comunicación familiar puede estudiarse con varias metodologías distintas, como el auto informe, la observación o la experimentación. También puede estudiarse con una perspectiva cuantitativa o cualitativa, y en muchos casos estos dos tipos de datos se recogen en el mismo estudio.

Los métodos de auto informe se utilizan para estudiar la comunicación en la familia. Los cuestionarios son el instrumento más importante. Puede tratarse de cuestionarios que miden la comunicación en diferentes momentos y situaciones – p.e. Parent-Adolescent Communication Inventory (PACI, Noller y Bagi, 1985)-, pueden recoger datos retrosprectivamente – p.e. Parental Bonding Instrument (PBI, Parker, Tupling y Brown, 1979)-, o estudiar comportamientos que no suelen producirse en las situaciones experimentales (Roberts, 2000). Otro método de auto informe son los diarios estructurados, que permiten medir la frecuencia con que ocurre un comportamiento (los más eficaces suelen basarse en el Rochester Interaction Record, Wheeler y Nezlek, 1977). Las entrevistas son otro tipo de auto informe, a través de las que es posible obtener información relevante para la investigación.

Los métodos de observación en la mayoría de los casos conllevan que la familia o la pareja vayan al laboratorio y establezcan algún tipo de interacción que se registra en vídeo. Puede tratarse de entornos experimentales más o menos estructurados, en función del grado de manipulación que los investigadores aplican sobre la situación. La principal ventaja es que permite a los investigadores medir comportamientos observables en lugar de las percepciones de los individuos. La desventaja es la posible falta de validez ecológica, ya que es difícil saber si el comportamiento observado es típico de la familia observada o no. La mayoría de las observaciones de este tipo de centran en el conflicto en la familia y la situación más común es que el investigador pida a los miembros de la familia o de la pareja que hablen sobre un problema concreto.

El registro en vídeo de las interacciones puede ser estudiado con una perspectiva centrada sobre el proceso; en la que observadores externos o los propios participantes codifican o evalúan distintos aspectos de la interacción, desde los externamente observables hasta los percibidos por cada individuo, o con una perspectiva centrada sobre el contenido, en la que se hacen observaciones de tipo más cualitativo.

Los estudios experimentales permiten “explicar las bases de las asociaciones entre variables, la dirección de los efectos y las relaciones causales” (Cummings, 1975, p. 175).

Los estudios más relevantes sobre la comunicación familiar son:

- Estudios pioneros de Cummings y cols. (1994); sobre la respuesta de los niños al conflicto entre adultos (se exponía a los niños a situaciones de conflicto entre adultos grabadas en vídeo),

- Estudios de respuestas a situaciones hipotéticas; como los de Beach y cols. (1998); en los que se pide a parejas que describan situaciones que impliquen competición o comparación entre ellos,

- Estudios que aplican la metodología del contenido estándar, como los de Noller (1980, 2001), en los que se compara a parejas con y sin dificultades, en términos de la precisión con la que decodifican la comunicación no verbal del otro.
Hay estudios que combinan métodos de observación y experimentales, en los que se manipulan las situaciones en la que tienen lugar las interacciones de los sujetos y a continuación se utilizan métodos de observación para analizar la interacción y los efectos de las varaibles manipuladas. Ejemplos: Stack y Arnold (1998), Meltzoff y Moore (1979).

Actualmente se utilizan con frecuencia varias metodologías y fuentes de datos en una misma investigación, sobre varias muestras de familias o parejas, ya que cuando se obtienen los mismos resultados con métodos diferentes la validez de la investigación se considera mayor. Por ejemplo, Noller y Christensen (1999) han utilizado datos de auto informe y evaluaciones de observadores externos de los comportamientos en una situación experimental, encontrando patrones similares en ambos casos. Estos métodos permiten unir a las observaciones externas las percepciones internas de los individuos que participan en una interacción.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web