nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > HANDBOOK OF FAMILY COMMUNICATION > Capitulo 27 : LA INFLUENCIA DE LAS DROGAS Y EL ALCOHOL SOBRE LA COMUNICACIÓN FAMILIAR:

Comunicación y cuestiones contemporáneas de la familia

CAPITULO 27. LA INFLUENCIA DE LAS DROGAS Y EL ALCOHOL SOBRE LA COMUNICACIÓN FAMILIAR:

La primera consideración de la autora es que los padres de chicos que consumen drogas tienen un conflicto entre dos objetivos de crianza de sus hijos: el apoyo afectivo y el control. La paradoja se presenta cuando los padres tratan de mantener la relación anterior con el hijo y al mismo tiempo de controlar su comportamiento de abuso. El comportamiento de apoyo del padre o la madre puede reforzar el abuso en el hijo. Lo mismo ocurre cuando el abuso se da en uno de los miembros de la pareja o del matrimonio. Se da alternativamente un refuerzo y un castigo del comportamiento de abuso. Las estrategias de comunicación son inconsistentes. Por otra parte, Coombs, Paulson y Richardson (1991) comprobaron que la influencia de los padres sobre los hijos adolescentes respecto al consumo de drogas era mayor que la de los amigos y que la buena relación con los padres promovía un menor uso de las drogas. Sin embargo, los mensajes de apoyo y de control alternos predicen el abuso de las drogas en la adolescencia. Por otra parte, la socialización y el vínculo que se forma durante la infancia en la familia está relacionado con la probabilidad de consumir drogas o alcohol abusivamente en la vida adulta. El tipo de vínculo que adquieren los hijos de padres alcohólicos o drogadictos favorece que estos a su vez repitan el mismo tipo de comportamiento, como forma recrear el entorno familiar en el que crecieron. Esta teoría está siendo revisada.

Cuando uno de los miembros de la familia tiene un problema de alcoholismo o drogas, todos los demás miembros de la familia se ven afectados, así como el entorno familiar. Este tipo de comportamientos produce en el resto de la familia mayores niveles de depresión, de ansiedad y de falta de control sobre su propio comportamiento. Además se produce un efecto de modelado (aprendizaje por imitación)del abuso del alcohol o las drogas, que aumenta la probabilidad de que otros miembros de la familia tengan problemas similares. La autora considera que la familia puede tener efectos positivos en la recuperación de este problema, cuando aprenden a comunicarse de forma no paradójica.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web