nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > HANDBOOK OF FAMILY COMMUNICATION > Capitulo 28 : VIOLENCIA Y ABUSO EN LAS FAMILIAS.

Comunicación y cuestiones contemporáneas de la familia

CAPITULO 28. VIOLENCIA Y ABUSO EN LAS FAMILIAS.

Los autores consideran que la violencia en la familia es una forma de comunicación motivada por el deseo de comunicar un mensaje a la víctima – generalmente exigiendole obedecer -. Se objetivo es obtener el control sobre uno o varios de los miembros de la familia. Los motivos de la violencia en la familia pueden ser: unas expectativas demasiado elevadas, miedo, vergüenza, deseo de venganza o deseo de ser reconocido (Gilligan, 1996). La violencia tiene un fin instrumental (controlar) y expresivo (mostrar el enfado o la frustración). Algunas sociedades legitiman el uso de la violencia en la familia por la costumbre o por la ley. Las mujeres y los niños sufren las consecuencias más graves de la violencia en la familia.

Se ha demostrado la asociación entre la violencia en la familia y el déficit de habilidades de comunicación en los miembros de la familia, así como de estrategias de resolución de problemas y de negociación positiva. Las personas violentas interpretan los actos de comunicación de otros miembros de su familia como hostiles o agresivos con mayor probabilidad que las personas no violentas. Los patrones de interacción entre personas de la misma familia que predicen la violencia son: el vínculo inseguro (los modelos de relaciones aprendidos en la infancia se desarrollan en las relaciones posteriores), el comportamiento de demanda y retirada (se produce al revés de lo que es frecuente en las parejas en las que no hay violencia: el marido hace un intento de comunicación para pedir algo o expresar una queja y la mujer se retira), reactividad emocional (las parejas violentas tienen más probabilidad de percibir las palabras y acciones del otro como amenazantes).

Los adultos y los niños que viven en familias violentas tienen pocas posibilidades de experimentar situaciones de comunicación positivas y por ello no desarrollan suficientes habilidades de comunicación. La violencia en la familia produce ansiedad, miedo, déficits en el desarrollo del lenguaje y en competencia social en los niños, perdida de confianza en uno mismo y menor capacidad para tener buenas relaciones sociales. En estas familias se aprenden procesos de interpretación de la comunicación desviados, que aumentan la percepción de las amenazas. Además se produce un aislamiento de los miembros de la familia de su entorno social, se reducen sus relaciones positivas con otras personas. La exposición de los niños al abuso o al abandono predice soledad y aislamiento posteriormente en la juventud. Los chicos suelen responder a la violencia familiar con comportamientos agresivos y antisociales y las chicas suelen manifestar depresión y otros problemas de internalización. Se considera que la relación entre la violencia en la familia y sus procesos de comunicación es bi-direccional – la relación causal se da en ambas direcciones.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web