nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña

CAPITULO 6. Escuela, familia y comunidad educativa.

La aproximación de las culturas de la escuela y de la familia sigue un proceso lento, paralelo a la democratización de las sociedades contemporáneas. La aplicación del principio de participación de la ciudadanía en la vida social es uno de los pilares de la democracia y este principio, aplicado a la educación, supone que los escenarios de la educación convergen y que la responsabilidad sobre la toma de decisiones es compartida. La familia y la escuela forman una comunidad educativa. La definición de una comunidad educativa puede hacerse por sus metas y por el sentido de pertenencia (conciencia de grupo). La comunidad educativa es un sistema abierto que se nutre de elementos de un sistema más amplio y de sus interacciones dentro de ese sistema (sociedad, política, cultura, ideología, economía). Aplicando la clasificación de Bronfenbrenner (1987) la familia y la escuela serían microsistemas, la comunidad educativa sería el mesosistema en el que ambos se relacionan y la sociedad en general formaría el microsistema.

Sin embargo, la escuela es en sí misma un contexto cultural específico y se da en ella la misma dificultad que en otros: construir una comunidad en una época de auge del individualismo. La construcción de una comunidad educativa es una demostración de organización democrática de la sociedad y una garantía para la convivencia democrática. Otros agentes importantes en el desarrollo del individuo y de la cultura, que son parte de la educación no formal (centros de educación diferentes de la escuela, fundaciones, movimientos de voluntariado, ongs, asociaciones deportivas, etc…) están sin embargo teniendo un auge importante y la escuela debe estar abierta a sus aportaciones. Por otra parte, la innovación en la educación depende de la capacidad de los diversos espacios educativos de la sociedad para cooperar.

Los legisladores se han ocupado de las relaciones entre la familia y la escuela en mayor medida en las dos últimas décadas. Por ejemplo, ley de EEUU, “Metas 2000: Ley Educar a América” (1994). En los años 80 se consolida en los países occidentales un corpus legislativo que regula la relación de las familias con los centros escolares y las reformas de los años 90 fortalecen esta colaboración. Sin embargo, en Europa en general la representación de los padres en los órganos de gestión escolar es minoritaria, las competencias de los órganos de participación son esencialmente consultivas, por lo que en general las responsabilidades reales de los padres en la educación formal, en cuanto a competencias, no afectan a las decisiones fundamentales (currículo, presupuesto, elección del director, personal del centro). En España el artículo 27 (párrafos 5 y 7) de la Constitución prevé la participación, control y gestión de los padres y madres en todos los centros educativos sostenidos con fondos públicos. Estos párrafos se desarrollan en la Ley Orgánica 8/1985 (LODE), Ley Orgánica 9/1995 (LOPEG) y Ley Orgánica 10/2002 (LOCE). La legislación favorece que los padres y las madres participen en la vida escolar, cooperen en sus actividades y ejerzan funciones de gestión, en colaboración con el resto de la comunidad educativa. Las Asociaciones de Padres y Madres y los Consejos Escolares son las dos vías colectivas a través de las cuales se concreta la participación.

Otro factor importante en la comunidad educativa es la variabilidad de las familias y entornos socioculturales en los que los niños se desarrollan (nivel socioeconómico de las familias y nivel cultural), lo que marca diferencias importantes en el desarrollo de los niños. El informe PISA estableció la conexión (ya conocida) entre el nivel socioeconómico y educativo/cultural de las familias y el rendimiento escolar. Hofman (1996) introduce el concepto de “comunidad funcional”, en la cual los padres se conocen y tienen una comunicación frecuente, las normas sociales y la estructura social están fuertemente interrelacionadas. A través de un sistema homogéneo de normas, las comunidades funcionales suministran un entorno consistente para la socialización y protege de la influencia de valores conflictivos. En la investigación de Hofman se encuentran dos factores del nivel familiar que resultan significativos respecto al rendimiento: 1) el grado en los padres de los niños de un mismo colegio se conocen entre sí, 2) el conocimiento que los padres han adquirido sobre el funcionamiento del colegio gracias a su actividad en el mismo. Además, los factores significativos en el nivel institucional son: 1) la influencia de los miembros de la comunidad escolar sobre las decisiones del consejo, y 2) el énfasis de la política escolar sobre la evaluación y el control del rendimiento de los estudiantes. Conclusión: cuando las familias se relacionan entre sí, participan y ejercen la cogestión de los centros educativos se incrementa la probabilidad de que los aprendizajes académicos sean satisfactorios, es decir, el compromiso de los padres con la escuela ayuda a conseguir sus objetivos.

La realidad de la relación entre familias y escuela en España es que, aunque padres y profesores reconocen la importancia de incrementar su relación, los padres se implican mínimamente en las actividades educativas de los centros, mientras que los profesionales a su vez se esfuerzan poco por potenciar la participación. El 40% de los padres y madres desconocen la existencia del Consejo Escolar, el 58% ignora sus funciones. El 20% participan en actividades complementarias y extraescolares, el 2% colabora en el proceso de enseñanza-aprendizaje. También es posible que los centros escolares no estén haciendo grandes esfuerzos por integrar a las familias en la vida escolar o por construir un proyecto educativo conjunto. Las familias y la escuela son contextos de características diferentes, por lo que es necesario encontrar principios y métodos educativos que permitan crear una cultura con elementos afines que estimule el desarrollo infantil y reduzca los conflictos en el proceso educativo.

Capitulo AnteriorVolver al Indice  


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web