nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > EDUCACIÓN PARA LA CIUDADANÍA. > Capitulo 5 : Algo más que una asignatura. Un modelo democrático de educación para la ciudadanía.

Una ciudadanía activa y responsable en el marco comunitario.

CAPITULO 5. Algo más que una asignatura. Un modelo democrático de educación para la ciudadanía.

El proyecto Atlántida hace hincapié en: (1) la acción conjunta e institucional, (2) currículo, (3) educar para la ciudadanía comprende todo aquel conjunto de saberes y competencias que posibilitan la integración y participación activa en la vida pública, reduciéndose a los valores éticos y cívicos. (4) toma la EpC como una tarea integrada y compartida, apuesta decididamente por crear proyectos y espacios participativos, donde se impliquen los distintos agentes educativos.
Al hablar de la educación para la democracia hay que precisar que esta palabra tiene dos sentidos: la democracia no es solo un sistema político, sino la expresión como forma de vida de los valores que la constituyen. Además prescribe normativamente aquellas virtudes cívicas o públicas que conforman una sociedad democrática (89). Se trata de revitalizar el tejido asociativo de la sociedad civil, por ello la EpC aspira a ampliarse y conjuntarse intercentros (centros educativos de la zona, barrio o municipio), en el ámbito de la familia (escuelas de padres y madres, AMPAS), el barrio (asociaciones), organizaciones no gubernamentales (acciones educativas conjuntas) y la ciudad (proyecto educativo de ciudad).
El estudio internacional en veintiocho países, promovido por la IEA destaca que es preciso vivenciar la participación en la vida del centro: “Las practicas educativas juegan un papel importante en la preparación de los estudiantes para la ciudadanía. Las escuelas que conforman valores democráticos, promoviendo un clima abierto para la discusión de temas e invitando a los alumnos a tomar parte en la configuración de la vida escolar son efectivas tanto en el conocimiento cívico como en la participación. En tres cuartas partes de los países encuestados, los alumnos que informaron haber tenido dichas experiencias en sus aulas mostraron un mayor conocimiento cívico y es más probable que, al llegar a adultos, participen más activamente en política que los que no las tuvieran (Torney-Purta).
El proyecto se articula sobre cuatro ejes: desarrollo social, político, económico y personal.
Una de las experiencias más prometedoras consiste en establecer redes entre centros educativos, con las familias y con los municipios.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web