nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña

Los valores básicos

CAPITULO 4. La cortesía

No sirve con enseñar a los niños a ser educados (modales), hay que preguntarse por qué y qué entendemos por buenos o malos modales. Los factores culturales influyen en que algo se considere de buena educación o no. Dos formas de cortesía que parecen universales son la gratitud y los saludos. Las demostraciones de gratitud varían de unas culturas a otras. Los educadores pueden enseñar a los niños a ser agradecidos y a mostrar agradecimiento, que debe ser sincero y auténtico. Es un valor moral que demuestra respeto hacia el otro y psicológicamente ayuda al bienestar. La cortesía no debe enseñarse como deferencia ni como sumisión, pero si como gratitud, atención y saludos (según el autor), sí debe enseñarse. Explicar a los niños cómo y por qué una actitud cortés es apropiada según la situación. “En otras palabras, no queremos que nuestros hijos sean maleducados con los demás” (p. 154). Aplicar la regla de oro: ¿te gustaría que te tratasen con malos modales? Esta regla modificada sería, según el autor: “No hagas a los demás no que no te gustaría que te hicieran a ti teniendo en cuenta las diferencias y los parecidos entre los otros y tú mismo e incluso entre las diversas situaciones” (p. 155). Ejercitar el juicio. El autor considera que ser demasiado educado o respetuoso puede ser tan inconveniente como ser maleducado. Ejercicios p. 159-165

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web