nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Apprendre. Une question de stratégies. > Capitulo 1 : APRENDER CON UN CEREBRO “EJECUTIVO”

CAPITULO 1. APRENDER CON UN CEREBRO “EJECUTIVO”

El cerebro ejecutivo –cuya sede principal son los lóbulos frontales- se encarga de planificar, señalar metas, tomar decisiones, formular nuevas respuestas en un contexto nuevo, modificar las actitudes, producir e interpretar las emociones de acuerdo con la situación, adaptar las acciones al objetivo señalado, aprender de los errores cometidos, inhibir las respuestas impulsivas, poner en acción un plan y corregir y ajustar las estrategias durante la realización de la tarea.

Es evidente que estas habilidades son imprescindibles para la vida real en cualquier situación, y no sólo cuando se quiere ser profesionalmente un ejecutivo. Por eso, nos parece que deben estimularse y fomentarse mientras se están formando. Una de las grandes destrezas del cerebro ejecutivo es reflexionar sobre nuestra manera de pensar, de decidir o de actuar, sobre nuestras estrategias, sobre los procesos y no sólo sobre los resultados. Así podemos aprender de nuestros éxitos y también de nuestros fracasos.

Desde el punto de vista educativo, las funciones ejecutivas principales son:
1.- Activación: el mantenimiento del nivel de actividad necesaria para una ejecución eficiente.
2.- Inhibición de la impulsividad: el control del comportamiento, de la distracción y de los impulsos.
3.- La flexibilidad cognitiva: sirve para ajustarse a las exigencias de la situación, y a las restricciones impuestas por la tarea, a la elección de las estrategias y a la capacidad de pensar de manera divergente.
4.- Organización y planificación: habilidad para gestionar las tareas actuales y futuras, la dimensión temporal de los sucesos y para establecer los lazos entre los conocimientos.
5.- La memoria de trabajo: es la capacidad para retener durante unos momentos la información y tratarla con el objetivo de completar una tarea en curso.
6.- La regulación emocional: incluye procesos de evaluación, de autovigilancia, y la modificación de las reacciones emocionales, dirigidas a conseguir los objetivos.

 Volver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web