nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Y el cerebro creo al hombre > Capitulo 3 : Crear mapas y elaborar imágenes

CAPITULO 3. Crear mapas y elaborar imágenes

El rasgo distintivo de los cerebros es su asombrosa habilidad para crear mapas. Cuando el cerebro genera mapas, se INFORMA A SI MISMO. Puede utilizar esa información de manera no consciente para guiar la conducta motora. Pero cuando los cerebros crean mapas, están creando también imágenes, la principal divisa de nuestra mente La conciencia nos permite percibir mapas como imágenes, manipular esas imágenes y aplicarles el razonamiento. Aparecen en la INTEGRACION. La acción y los mapas, los movimientos y la mente forman parte de un ciclo interminable. Como ha dicho Roberto Llinás, el origen de la mente está en el control cerebral del movimiento organizado. Los mapas no son una mera copia, no es una transferencia pasiva desde el exterior al interior. El ensamblaje que los sentidos hacen aparecer supone una intervención activa ofrecida desde el interior del cerebro que se halla disponible desde edades tempranas del desarrollo, dada la pérdida de aceptación de la idea de hacer del cerebro una tabla rasa. (Damasio llama “imagen” a un patrón mental, y “mapa” a un “patrón neural que ocurre en el cerebro. La mente merece su propia descripción). Los mapas cerebrales son cambiantes. Al parecer los patrones de actividad en cortezas cerebrales sensoriales de los seres humanos se corresponden de una forma particular con una cierta clase de objeto.
La mente es la impresionante consecuencia de la incesante y dinámica elaboración de mapas en el cerebro. La jerarquización de los mapas no se hace por orden de llegada, sino por su importancia para nuestros fines. Las mentes pueden ser conscientes o inconscientes. Las imágenes siguen siendo formadas, tanto a través de la percepción como del recuerdo, aunque no seamos conscientes de ellas. Muchas imágenes nunca consiguen los favores de la conciencia y no son ni oídas ni vistas directamente en la mente consciente. Y sin embargo en muchos casos esos tipos de imágenes son capaces de influir en nuestro pensamiento y acciones. Un proceso mental rico relacionado con el razonamiento y el pensamiento creativo se puede desarrollar mientras somos conscientes de alguna otra cosa.
No todas las regiones cerebrales intervienen en la generación de mapas. Por ejemplo, no lo hace la medula espinal. Su pérdida acarrea muchos problemas, pero el cerebro mantiene su facultad de producir mapas. Tampoco el hipocampo, pero si la corteza. El estudio de niños que nacen sin corteza ha permitido comprobarlo. El proceso de selección de una mente es una empresa altamente selectiva. Debe haber una interconexión masiva entre las regiones, que permita la recursividad, es decir que entran otra vez en el circuito-. Tienen además que actuar sincrónicamente. Regiones separadas de la corteza visual intervenían en el procesamiento de un mismo objeto presentando una actividad sincronizada en la banda de 40 hercios. Los mapas posiblemente se ensambla de esta manera.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web