nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Y el cerebro creo al hombre > Capitulo 5 : Emociones y sentimientos

CAPITULO 5. Emociones y sentimientos

Tratar las emociones comporta investigar los dispositivos en extremo diversos que intervienen en la regulación de la vida, presentes en los cerebros pero inspirados por principios y metas que anteceden a la existencia de cerebros y que, en general, operan de manera automática y en cierto modo a ciegas, hasta que empiezan a ser conocidos por las mentes conscientes en forma de sentimientos. Emoción y sentimiento son procesos distintos. “Las emociones son programas complejos de acciones, en amplia medida automáticos, confeccionados por la evolución. Las acciones se complementan con un programa cognitivo que incluso ciertas ideas y modos de cognición, pero el mundo de las emociones es en amplia medida el mundo de acciones que se llevan a cabo en nuestros cuerpos, desde las expresiones faciales y las posturas hasta los cambios en las vísceras y el medio interno. Las sensaciones que sentimos de las emociones, por otro lado, son percepciones mixtas de lo que sucede en nuestro cuerpo y mente cuando manifiestan emociones.
Las emociones funcionan haciendo que las imágenes procesadas en el cerebro pongan en acción una serie de regiones desencadenantes de las emociones, por ejemplo, la amígdala o regiones concretas de la corteza del lóbulo frontal. Impulsos y motivaciones son los constituyentes más simples de la emoción y por eso la alegría o la tristeza que sentimos altera el estado de nuestros impulsos y motivaciones, haciendo que cambie de inmediato la propia combinación de apetitos y deseos.
El estímulo emocionalmente competente es como una llave que encaja en una cerradura. Activa una región emocional (o varias en el caso de emociones agridulces) Es un comportamiento parecido al que se da en el sistema inmunológica. Los glóbulos blancos tienen una gran cantidad de anticuerpos. Cuando un antígeno entra en el torrente sanguíneo acaba acoplándose al correspondiente anticuerpo.
Los sentimientos de la emoción son, en primer lugar, percepciones compuestas de un estado particular del cuerpo, en el curso de una emoción real o simulada; y, en segundo lugar, son un estado de recursos cognitivos alterados y un despliegue de ciertos guiones mentales. En nuestra mente, estas percepciones se hallan conectadas al objeto que las causa. Todos los sentimientos de emoción contienen una variación sobre el tema de los sentimientos primordiales.
La ínsula tiene importancia en la generación de sentimientos (especialmente el de asco), y también la corteza cingulada , que tiende a activarse de manera paralela a la ínsula. También intervienen dos regiones subcorticales: el núcleo del tracto solitario y el núcleo parabraquial.
¿Cómo sentimos una emoción? Tres vías: (1) Tener una emoción que modifica el cuerpo, que a su vez informa al cerebro. (2) entran en juego la capacidad de simular un cambio corporal (3) alterar la transmisión de las señales corporales al cerebro (sustancias psicótropas internas o externas). Desde que un estímulo es procesado visualmente hasta que los sujetos notificaron por primera vez sentimientos transcurrieron quinientas milésimas de segundo. Es mucho porque una neurona puede activarse en unas 5 milésimas de segundo. Pero en términos de mente consciente no lo es, porque tardamos doscientas milésimas en percibir una pauta y ochocientas en procesar un concepto.
Las emociones no son objeto de aprendizaje, son automáticas, establecidas por el genoma. Pero a pesar de ello son educables. Los estímulos emocionalmente competentes cambian de una persona a otra y de una cultura a otra.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web