nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Y el cerebro creo al hombre > Capitulo 6 : Una arquitectura para la memoria

CAPITULO 6. Una arquitectura para la memoria

Aquello a que normalmente nos referimos como el recuerdo de un objeto es el recuerdo compuesto de las actividades sensoriales y motoras relacionadas con la interacción entre el organismo y el objeto a lo largo de cierto periodo de tiempo. No tenemos recuerdos de un objeto aislado. El cerebro retiene un recuerdo de lo que sucedió durante una interacción, y la interacción incluye, cosa importante, nuestro propio pasado, y a menudo el pasado de nuestra especie biológica y el de nuestra cultura. El hecho de que percibamos activamente, y no por medio de una receptividad pasiva, es el secreto que subyace al efecto Proust.
– El desarrollo biológico de la capacidad de elaboración de mapas y su directa consecuencia - las imágenes y las mentes- marcan una transición en la evolución que no ha sido suficientemente señalada. Antes de hacer mapas podrían haber existido “disposiciones”. Si recibes un golpe haz esto. Cuando fueron capaces de elaborar mapas, los organismos fueron más allá de las respuestas de formulario y pasaron a responder basándose en la información más rica entonces disponible en los mapas. Mejoró la calidad de la gestión. Ambos mecanismos (disposiciones y mapas) permanecieron y trabajaron sinérgicamente. El cerebro puede mantener tantos recuerdos, porque tiene “una ágil formula de reconstrucción, y utilizamos la maquinaria existente de la percepción para volver a montarlas”. (213) Crea ficheros de memoria de los mapas sensoriales y luego reproduce una aproximación de su contenido original. Ese proceso es lo que conocemos con el nombre de recuerdo.
¿Dónde se reconstruyen las imágenes de manera que podamos examinarlas en nuestra fantasía? Hay una gradación en el recuerdo, de mayor a menor concreción (episódico a semántico) Los mapas se pueden grabar en forma de disposiciones. Se pueden utilizar las disposiciones para reconstruir los mapas en las cortezas sensoriales iniciales, e el formato en que fueron experimentadas. Los conjuntos de células situadas en los niveles superiores de las jerarquías de procesamiento no contendría representaciones explícitas de los mapas relativos a objetos y acontecimientos, sino que, más bien, esos conjuntos contendrían un know how, es decir, disposiciones para la reconstrucción eventual de representaciones explícitas cuando fuera necesario.
El espacio disposicional es aquel en el que las disposiciones detentan la base de conocimiento así como los dispositivos para la reconstrucción de ese conocimiento en el recuerdo. El espacio disposicional es la fuente de las imágenes que se forman en el proceso de imaginación y razonamiento, y se utiliza también para generar movimiento, Cuando los circuitos disposicionales se activan, emiten señales a otros circuitos, dando lugar a que se generen imágenes o acciones. Los contenidos presentes en el espacio de imágenes son explícitos, mientras que los contenidos del espacio disposicional son implícitos podemos acceder a los contenidos de las imágenes de manera consciente pero nunca accedemos directamente a los contenidos de las disposiciones. (225) Nuestra base de conocimiento es implícita, encubierta e inconsciente. “Las disposiciones no son palabras, son registros abstractos de potencialidades, las palabra so los signos susceptibles de designar cualquier entidad, acontecimiento o relación, así como las reglas promedio de las cuales unimos las palabras y los signos, la gramática de un lenguaje, existen también como disposiciones antes de cobrar vida como imágenes o actos, como en el habla o en el lenguaje de signos”

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web