nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Y el cerebro creo al hombre > Capitulo 8 : La construcción de una mente consciente

CAPITULO 8. La construcción de una mente consciente

No hay un único dispositivo que la explique. Es un proceso que se formó a lo largo de millones de años. Plantearé una hipótesis en dos pasos:
1.- El cerebro construye la conciencia generando para ello la formación de un sí mismo (self) en una mente despierta. Este proceso de subjetivación, en lo esencial, centra y focaliza la mente en el organismo material que habita. Si bien el estado de vigilia y de mente son componentes indispensables de la conciencia, el sí mismo, el sentido de ser uno mismo, es su elemento distintivo.
2- El sí mismo se forma de manera escalonada. La primera etapa (proto-si-mismo) es una descripción neuronal de los aspectos relativamente estables del organismo. Los principales productos del proto sí-mismo son las sensaciones espontáneas del cuerpo vivo (sentimientos primordiales)
El segundo estadio : el sí mismo central. Cuando el proto-si-mismo es modificado a través de una interacción entre el organismo y un objeto, y cuando, en consecuencia, las imágenes del objeto son también modificadas, se genera el pulso del sí mismo central. Las imágenes modificadas del objeto y del organismo se enlazan en un patrón coherente.
Tercer estadio: el sí mismo autobiográfico. Surge cuando los objetos de la propia biografía generan pulsos de un si mismo central que con posterioridad son vinculados de manera momentánea en un patrón coherente a gran escala.
Los ingredientes de una mente consciente. (1) Las imágenes y la vigilia. Todos los aspectos de la conciencia se forjan con imágenes, pero no todas son de la misma clase. Unas describen los objetos, otras el propio organismo. Todas las imágenes tienen ligar en un espacio de trabajo formado por varias regiones sensoriales. (2) El proto-si-mismo es el trampolín que se requiere para la formación del sentido de sí que emerge en la conciencia central de sí. Son mapas que producen sentimientos primordiales y que se hallan espontáneamente presentes en el cerebro despierto normal (3) Mapas maestros del organismo que describen el esquema del cuerpo entero con sus principales componentes. (4) Mapas de los portales sensoriales. Mientras los mapas que representan objetos cambian, los que representan la interioridad permanecen bastante estables. (5) construir el si mismo central. El cerebro tiene que introducir en la mente algo que no estaba: un protagonista. El si mismo central se crea al enlazar el proto-si-mismo modificado con el objeto causante de la modificación, un objeto que entonces aparece marcado con el sello distinto del sentimiento y realzado por la atención (309)

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web