nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Different brain, different learners > Capitulo 12 : El alumno impulsivo: Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

CAPITULO 12. El alumno impulsivo: Trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Todos los niños son inquietos, pero cuando alguno es menos capaz de atender o de controlarse que sus compañeros podemos pensar que padece TDAH. El déficit de atención puede darse sin y con hiperactividad. Sin hiperactividad, los niños tienden a ser cognitivamente impulsivos, pero no físicamente. Son mas frecuentes los que añaden falta de atención con hiperactividad. Según el National Institute of Neurological Disorder an Stroke, el TDAH es un trastorno neurológico que interfiere la habilidad de una persona para mantener una tarea y para ejercer la inhibición (cognitiva, y/o conductual) adecuada a su edad.
En 2003 se convirtió en el trastorno escolar más diagnosticado en EEUU. Se calcula entre el 2 y el 18%. Estadísticas, según Barkley:
EL 35% suspenden
EL 5-10 % completará el colegio
40-50% se implicara en actividades antisociales
50-80% tendrá pocos o ningún amigo
70-80 % tendrá un bajo rendimiento en el trabajo.
Es más probable que tengan embarazos adolescentes y enfermedades de transmisión sexual.
Tienen un riesgo mayor de conducir a excesiva velocidad y sufrir accidentes de tráfico.
Tienen más riesgo de sufrir depresiones y desordenes de personalidad.
Los niños con TDAH deben tener un tratamiento adecuado: (1) un correcto diagnóstico, (2) un entorno compatible/flexible (3) una combinación de medicación y de terapia conductual, si es necesario. Se da más del doble de casos entre chicos que ente chicas; muchos críticos han indicado que le escuela elemental parece mejor diseñada para niñas que para niños. El tratamiento con medicinas no significa que habrán de tomarse toda la vida: entre el 80-90% de los pacientes no necesitan medicación al ser adultos (BARKLEY). Los diagnósticos son más abundantes entre familias que viven de las ayudas sociales que entre las mejor situadas económicamente. Se da más entre niños blancos. Hay una alta comorbilidad en más del 33 % de los casos: trastorno oposicional desafiante, desórdenes de conducta, dislexia, ansiedad y trastornos del humor, depresión, trastornos del aprendizaje, síndrome de Tourette, trastornos obsesivos compulsivos (National Institute of Mental Health, 1996).
Causas: Se transmite genéticamente entre el 70-95% de los casos. Se detecta una reducción en tamaño y en actividad de zonas del lóbulo frontal y de los ganglios basales. Disregulaciones químicas, que al parecer implican a la dopamina, cuyas vías enlazan los ganglios basales y las zonas prefrontales. Daños en la cabeza. Excesiva simetría entre los dos lóbulos frontales (el izquierdo es el de aproximación, el derecho de alejamiento). Posible influye de tóxicos. Escasez de cuidados prenatales. Excesivo uso de televisión. Una buena nutrición puede resultar muy beneficiosa.
¿Qué PODEMOS HACER?
Las estrategias que vamos a describir pueden cambiar una situación que parece desesperada. Intentar curar el TDAH no es útil, porque estos niños no están enfermos, sino que necesitan comprensión y acomodación. Los profesores que tienen mas éxito son los que pueden mantener una actitud positiva, aciertan en el equilibro entre la dirección y control, con el empoderamiento del alumno.
1.- Use diferentes niveles de tratamiento. Cuando traten TDAH ¿Cuál es la meta? Cambiar la conducta de los alumnos, lo que supone fortalecer los lóbulos frontales. Esto puede hacerse química o conductualmente. Cuando el trastorno es débil o moderado, puede resultar útil, sin necesidad de medicación las siguientes técnicas: (1) Soporte nutricional (2) Entrenamiento en modos de vida (3) Construcción de habilidades (4) Neurofeedback (5) Cambios en el entorno (6) Organización de recursos para los alumnos.
Si el TDAH es grave, los factores importantes son: (1) Educación del paciente, los padres y los profesores (2) Medicación (drogas estimulantes) (3) terapia conductual (4) Soporte ambiental, incluidos algunos cambios en el aula. (5) Intente centrarse en sus fortalezas más que en sus debilidades. Sea flexible, salvo en temas que afecten a la salud y seguridad de los alumnos.
Estrategias para mejorar la memoria a corto plazo:
1.- Repita las instrucciones si es necesario
2.- Divida las tareas en pequeñas unidades
3.- Marque niveles realistas para cada tarea
4.- Haga una lista de lo que usted debe hacer
5.- Tenga un plan con el orden mejor
6.- Haga un esquema para cada tarea
7.- Establezca rutinas y aténgase a ellas
8.- Cree un orden predecible
9.- Añada variaciones solo cuando puedan ser percibidas como un cambio
Consejos para los alumnos con dificultades de organización:
1.- Usa un calendario para recordar las cosas
2.- Escribe las cosas que necesites recordar
3.- Escribe la información en distintas secciones según el tema
4.- Conserva el cuaderno junto a ti siempre
5.- Ponte notas a ti mismo, en el espejo, los libros o la mesilla
6.- Almacena juntas las cosas parecidas
7.- Elabora rutinas
8.- Usa un pequeño despertador de viaje.
Consejos para el maestro:
1. Utilice técnicas de modificación de conductas.
2.- Evite amenazas o estrés
3.- Proporcione refuerzos externos: premios, aprobación de sus iguales, reconocimiento de sus progresos, y anime a los padres a usar los mismos procedimientos
4.- Establezca rutinas
5.- incorpore más movimiento.
6.- Intensifique la comunicación
7.- Controle el flujo de información. Enséñele a manejar la información suficiente para no ser abrumado por ella.
8.- Aumente el feedback
9.- Enséñele la gestión del tiempo
10.-Organice de forma funcional la clase.
11.- Trate en clase temas que son válidos para todos, pero en especial para los alumnos con TADH.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web