nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Different brain, different learners > Capitulo 4 : EL alumno resignado: La impotencia aprendida

CAPITULO 4. EL alumno resignado: La impotencia aprendida

Hay alumnos que han desconectado de la clase. Es demasiado fácil llamarles perezosos. Su causa puede ser una falta de interés en el currículum, unas malas prácticas docentes, etc. Pero el caso que estudiamos, la impotencia aprendida, se caracteriza por falta de motivación, apatía, o impotencia frente a problemas diarios, normales. La impotencia aprendida es un sentimiento crónico de no sentirse capaz de enfrentarse a una situación, y el convencimiento de que haga lo que haga los efectos serán negativos. Eso provoca una situación de pasividad o retirada. Puede desaprenderse, pero no hay que pensar que el niño puede controlar la situación a voluntad. El problema es que ha perdido el control. El mejor medio de evitarlo es que el profesor consiga que el niño experimente algún éxito merecido. Es un trastorno más frecuente en las mujeres que en los hombres. En animales los más agresivos son los que tienen más riesgos de adquirir la impotencia aprendida.
La IA es diferente de la apatía o falta de motivación frecuentes en la escuela. Sólo los síntomas que son permanentes y crónicos son propios de la IA. Los síntomas pueden ser comunes con otros trastornos:
1.- Apatía e inactividad son evidentes entre individuos que sufren depresión.
2.- Un conflicto entre profesor y alumno o entre los estilos de aprender y enseñar pueden provocar síntomas parecidos a la IA.
3.- El uso de currículos irrelevantes o inapropiados puede causar apatía.
4.- Apatía es la respuesta típica al abuso de drogas, malnutrición o trauma.
5.- Las asociaciones negativas relacionadas con un fracaso previo pueden también desencadenar apatía.
6.- La fatiga o los desórdenes de sueño pueden afectar a los niveles de motivación
Las personas con IA tienen tres tipos de creencias: externas, generales, permanentes.
Internas versus externas: “los profesores no me entienden”.
Especificas versus generales: “no sirvo para nada”.
Temporales versus permanentes: “Nunca aprobaré matemáticas”.
El tema recurrente es la falta de control.
Causas:
1.- Modelos negligentes o negativos. Si los cuidadores padecen IA es más probable que el niño la aprenda.
2.- Experiencias traumáticas, siempre que se vivan como pérdida de control.
3.- Influencias inconscientes. La sobreprotección puede producir IA. Cuando el niño es demasiado protegido del fracaso, puede desarrollar un intenso miedo hacia él.
4.- Opresión internalizada/externalizada. La IA es más probable en aquellos individuos que atribuyen sus fracasos a un defecto de carácter. “Soy estúpido”. Estas creencias pueden funcionar como una autoprofecía. Sin embargo, hay otro sesgo posible también distorsionado. La de aquellos que culpan de todo a los demás. En ambos casos, lo común es la falta de control.
5.- Influencias genéticas, funcionamiento de los lóbulos frontales. Niveles bajos de norepinefrina, GABA y serotonina. Elevados niveles de endorfinas.
Síntomas: apatía o inercia, falta de respuesta a los acontecimientos, falta de asertividad, de hostilidad, de motivación, aumento del sarcasmo, declaraciones de impotencia, conductas automáticas, problemas cognitivos, pérdida de apetito y peso, letargia, falta de deseos de relacionarse.
¿QUÉ PODEMOS HACER?
Repite los consejos generales dados en los capítulos anteriores:
1.- Suscite estados positivos. En las clases conviene provocar cambios de estados, buscar la novedad, porque así se mantiene mejor el interés de todos. Seligman en su “optimismo aprendido” divide el proceso de cambio en tres etapas: fase del estado positivo, de la vida comprometida, de la vida con sentido. Los estados positivos aprovechan los buenos recuerdos del futuro, las buenas experiencias del presente, y un sentido de esperanza hacia el porvenir.
2.- Sea entusiasta. Empodere a sus alumnos. Sugiérales actividades que mejoren su estado de ánimo.
3.- Proporcione un enriquecimiento.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web