nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > Setting Limits > Capitulo 5 : ¿Son sus límites firmes o blandos?

CAPITULO 5. ¿Son sus límites firmes o blandos?

Existen dos clases fundamentales de límites: firmes y blandos. Ambos difieren en su eficacia para transmitir el mensaje deseado.
Los límites blandos son normas en la teoría, no en la práctica. Desde una perspectiva educativa, este tipo de límites es del todo inefectivo, puesto que no logra ningún objetivo. No pone fin a la mala conducta, no fomenta la conducta aceptable, ni promueve el aprendizaje positivo de normas o expectativas de comportamiento. Y lo que es peor, produce el efecto contrario. Inducen a cuestionarlos, conducen a luchas de poder e intensifican las malas conductas. De hecho, son la causa de casi todas las danzas de familia.
Formas:
- peticiones poco firmes
- repeticiones y avisos
- discursos, lecciones y sermones
- ignorar la mala conducta
- instrucciones poco claras
- dar mal ejemplo
- pactos
- discutir
- premios
- falta de coherencia entre los padres
- quedarse a medias

Por su parte, los límites firmes transmiten señales claras sobre las normas y sobre qué se espera de los hijos. Las palabras concuerdan con los actos. Los chicos aprenden a tomarse en serio lo que se les dice y a colaborar. La comunicación mejora, y no se baila danza alguna. Son herramientas educativas muy efectivas.
¿Cómo definir unos límites firmes?
- centrarse en el mensaje sobre la conducta
- ir al grano
- emplear un tono de voz normal
- especificar, si es necesario, las consecuencias (no significa amenazar)
- respaldar las palabras con actos

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web