nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > ¡HAGALO YA! > Capitulo 4 : Los temores que paralizan

Por qué postergamos

CAPITULO 4. Los temores que paralizan

Segunda ley de Emmett: la obsesión por la perfección es la ruina de los postergadores. Un posteregador suele estar lleno de miedos de muy diverso tipo. Uno de los miedos más comunes es el miedo a la imperfección. Suele esperar a tener el ánimo adecuado, el tiempo suficiente, las condiciones ideales, y todo eso junto, es decir, lo que no suele ocurrir. Mientras todos esos factores no se den unidos mantienen su vida en suspenso. Por eso es útil darse cuenta de que esas situaciones perfectas tal vez no lleguen nunca. Vivimos en un mundo imperfecto y somos imperfectos. Esto no quiere decir que nos conformemos con la mediocridad. Hay que buscar la excelencia, porque eso se puede conseguir, la perfección por lo general no. otros miedos son el miedo a lo desconocido, el miedo a ser juzgado, el miedo a equivocarse (La autora cuenta una anécdota sobre Edison, quien antes de inventar la bombilla había realizado 1.600 experimentos fallidos. Cuando un amigo le dijo que porqué perdía tanto tiempo si no estaba consiguiendo nada, Edison le respondió: "Por supuesto que estoy consiguiendo algo ¡He aprendido 1.600 maneras de las que no funciona!"). Los errores nos enseñan que debe haber otro modo de hacer algo. otros miedos son el miedo al éxito, el miedo a tener que responder a grandes exigencias, el miedo al cambio, el miedo a tener demasiada responsabilidad, el miedo a los sentimientos, el miedo a terminar -y tener que emprender otra tarea igualmente molesta- el miedo a ser rechazado, a tomar una decisión equivocada. ¿Cómo se puede vencer el miedo? No todos se pueden dominar de igual manera, pero la mayoría se pueden dominar haciéndose dos preguntas y respondiéndolas con honestidad: 1) ¿De qué tengo miedo Identificar el miedo ayuda a debilitarlo, 2) ¿Qué pasaría si mi peor temor se hiciera realidad? Uno puede descubrir, que después de todo, no nos va la vida en ello. Así que si se identifica el miedo, se afronta y se magnifica y se decide que se puede sobrevivir e incluso aprender de él se está en condiciones de tomar el control sobre la propia vida. (No debemos dejar que nuestros temores nos impidan perseguir nuestras esperanzas. John F. Kennedy).

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web