nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > VIRTUE, VICE AND PERSONALITY > Capitulo 7 : Pensamientos recurrentes, imaginación y personalidad: El pasado y el futuro en el presente

Personalidades negativas: Cuando el vicio puede convertirse en virtud

CAPITULO 7. Pensamientos recurrentes, imaginación y personalidad: El pasado y el futuro en el presente

Los pensamientos recurrentes pueden ser concebidos como un vicio y como una virtud. Por un lado, los investigadores que enfatizan su lado positivo han argumentado que los pensamientos recurrentes son positivos, funcionales o adaptativos. Por otro lado, los investigadores que enfatizan el aspecto negativo argumentan que son negativos, disfuncionales y no adaptativos. Desde una visión más amplia se puede considerar que los pensamientos recurrentes son simulaciones mentales sobre los que puede considerar su persistencia temporal, más que su carácter positivo o negativo. Las características de personalidad pueden estar relacionadas con las simulaciones mentales. Los investigadores que presentan una visión positiva o virtuosa de los pensamientos recurrentes proponen una diferencia de personalidad entre las personas que establecen relaciones en sus pensamientos y los que no lo hacen. Las personas que establecen estas relaciones tienen más pensamientos recurrentes porque establecen mayores conexiones entre sus metas ordenándolas de menor a mayor importancia. Las investigaciones que presentan una visión negativa o viciosa de los pensamientos recurrentes han propuesto también una diferencia individual según la cual algunas personas tienen pensamientos recurrentes de forma más frecuente. Además, existen escalas que miden cosas como la preocupación crónica, las reminiscencias, o las atribuciones relacionadas con catástrofes, entre otros. Los sucesos de la vida y la afectividad desencadenan las simulaciones mentales en una dirección concreta y esto puede ayudar al afrontamiento de los sucesos y al bienestar. Los sucesos negativos o el estado de ánimo pesimista inducen simulaciones en las que se proponen mejorías, mientras que los sucesos positivos o los estados de ánimo optimistas inducen simulaciones de empeoramiento.

Capitulo AnteriorVolver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web