nombre
 
contraseña Entrar
Registrarse | Olvidó su contraseña
Banco Bibliográfico > APRENDER A VIVIR > Capitulo 1 : Aprender a vivir

LA TEORÍA

CAPITULO 1. Aprender a vivir

No aprendemos a vivir biológicamente, porque todos los procesos que lo hacen posible se producen en principio sin la intervención de nuestra voluntad. Sin embargo, según crecemos, comenzamos a tener que tomar decisiones sobre cómo queremos vivir. Así surge la diferenciación entre “vivir” y “vivir bien”, como anticipación consciente de lo que queremos ser. Para saber qué es “vivir bien” necesitamos tener en cuenta los valores, aquello que apreciamos como importante para la vida, que puede orientar nuestra voluntad hacia el logro de tres metas básicas: la salud, la felicidad y la dignidad. Estas tres cosas las deseamos para nosotros mismos, pero sobre todo las deseamos para los niños. Pero además, el niño por sí mismo – igual que el adulto- tiene una serie de deseos y de necesidades que se traducen en dos motivaciones básicas: el bienestar y la ampliación de las posibilidades, cuya consecución conjunta da lugar a la felicidad. Por lo tanto, la felicidad se convierte en el centro del aprendizaje de la vida, en el eje alrededor del que se ordenan los esfuerzos y los logros. Y dado que no es un solo sujeto aislado el que busca estas metas, sino muchos individuos que establecen entre sí relaciones en diferentes niveles, la felicidad solo es alcanzable cuando es un proyecto compartido socialmente. Como en toda actividad, la persona necesita disponer de una serie de recursos, unos de tipo personal y otros de tipo externo, que entre ambos forman el “capital” ( personal y social) que el niño en este caso puede heredar de los adultos, tanto de sus padres como de toda la sociedad. Esta “teoría de los recursos” es la base del modelo educativo que propone este libro. Desde esta perspectiva se puede estudiar el desarrollo del niño aplicando una psicología de los recursos, que puede dar lugar a la siguiente definición: “ Educar es ayudar a que el niño desarrolle sus capacidades, construya adecuadamente su memoria, produzca buenas ocurrencias y se comporte adecuadamente”. Cada elemento de esta definición contiene a su vez varios: - Capacidades son percibir, recordar, relacionar, anticipar, comprender, hablar, razonar, adquirir habilidades motoras y desarrollar buenos estilos afectivos. - Construir adecuadamente su memoria es asimilar los conocimientos, valores y destrezas convenientes ( acceder al lenguaje, a la ciencia y a la experiencia). - Ocurrencias son las ideas, deseos, sentimientos, proyectos, palabras, recuerdos, imágenes que aparecen en la conciencia. Las “buenas” ocurrencias serían inteligentes, adaptativas, felices, animosas, brillantes y adecuadas a la situación. - Comportamiento adecuado es la expresión de la inteligencia a través de la acción, consiguiendo evitar aquellas acciones que perjudicarían a otros o nos dañarían a nosotros mismos. Esta educación destinada a la felicidad se tiene que llevar a cabo en un mundo complejo de influencias y contradicciones, por lo que de entre todos los comportamientos posibles, es necesario educar al niño y al adolescente para que aprendan a saber por sí mismos cuáles de ellos pueden con mayor probabilidad conducirles a la felicidad o ponerles en ese camino.

 Volver al Indice Capitulo Siguiente


acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web