Inicio del foro

Inicio del foro > FORO DE MOVILIZACIÓN EDUCATIVA > General > Disciplina en las aulas
Autor
Tema
Jordi CB
Member


 

Localización: 
Registrado: 29/11/2006    Advertencias: 0
Disciplina en las aulas
Soy profesor de ESO en un Instituto con un gran porcentaje de inmigrantes. Me encuentro con muchas dificultades para mantener un mínimo de disciplina que permita impartir la clase con normalidad. Sobre todo en los primeros cursos de ESO. Los alumnos entran ya en la clase como alocados, plantan cara, arman jaleo, se tiran bolas de papel... He provado varios sistemas. Pero la única manera de pararles es pegando gritos (cuyo efecto dura sólo unos segundos), sacando de clase a los más revoltosos o amenazando con partes de despido. Mi experiencia pedagógica és mínima. ¿Alguien experimentado podría darme algunos consejos básicos? Gracias.
30/11/2006 00:06 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Sanchis
Member


 

Localización: 
Registrado: 1/12/2006      Advertencias: 0
Hola! yo soy maestra y como en el caso de Jordi CB me encuentro en que en muchas ocasiones tengo dificultades para mantener la disciplina en clase. Pienso que en mi caso me encuentro en una situación que no juega a mi favor, ya que estoy haciendo sustituciones y mi estancia en el colegio es por poco tiempo. Creo que los alumnos no me consideran como una "autoridad" como al resto de los maestros. El único modo de mantener el orden es amenazandolos con no salir al patio, o escribiendo notas en su agenda para los padres y aún así no consigo que canbien de actitud. Agradecería que alguien me pudiera aconsejar.
1/12/2006 19:15 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
alby.es
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/9/2006      Advertencias: 0
No soy quien para dar consejos al respecto porque mi experiencia docente también es mínima, lo unico que te puedo aportar es que la disciplina en el aula se ha asociado tradicionalmente a un control, poder y sometimiento por parte del profesor sobre el alumnado ("La letra con sangre entra".
Yo no tengo ninguna receta mágica, hoy día es inevitable encontrarse con una gran diversidad en las aulas, tanto en los INTERESES como en las CAPACIDADES de los alumnos.
Por lo que comentas, creo que el problema es una cuestión de metodología, tus alumnos estan acostumbrados a que les griten, amenazen, guarden un riguroso silencio, orden, control y disciplina.
Para mí el control y la disciplina se basan en la confianza y en el respeto, no en la obligación y sometimiento, para ello sería fundamental conocer que es lo que les interesa, preocupa e inquieta, y de alguna forma darle cabida dentro del área que impartes, empleando una dinámica activa, participativa y comunicativa, y provocando la integración de todos en el grupo tal y como establece la legislación vigente.
Al fin y al cabo se trata de que los alumnos se desenvuelvan de forma autónoma, por lo que además de confiar en ellos y respetarlos, un buen inicio sería el fomentar su pensamiento crítico, ponerles en situaciones en las que puedan decidir y construir un pensamiento propio y autónomo, despertar en ellos el sentido de la responsabilidad, etc.
Por ejemplo, yo estuve en un Centro donde los alumnos/as no podían salir del aula a la biblioteca, gimnasio, laboratorio, etc. si no era con el profesor de turno. ¿Cómo estos chicos/as hiban a adquirir una creciente autonomía si no eran capaces por ellos mismos de acudir a la biblioteca, gimnasio, laboratorio...? ¿Qué hubiésemos perdido si tuviéramos confianza en ellos para que acudieran solos hasta tales sitios?
Puede que autoridad pero creo que eso no es importante si no hay confianza y respeto.
Con todo esto que te comento puede que aparentemente te parezca un caos, pero creo que los objetivos que te propongas y la consecución de estos, son perfectamente factibles incluso sin la presencia del profesor. He presenciado clases que desde fuera parecían un auténtico caos porque no habia ese "orden y disciplina" y que desde dentro parecían de otro mundo por las cosas tan increibles que podían llegar a aprender y realizar los alumnos.

2/12/2006 23:14 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
jmunoz
Member


 

Localización: 
Registrado: 29/9/2006      Advertencias: 0
No hay fórmulas mágicas, Jordi. Lo que no funciona es la falta de implicación, resignarse a que esto es normal, que forma parte de tu trabajo. NO ES NORMAL, NO HAY QUE RESIGNARSE A ESE DESASTRE. Tienes que asumir el control de lo que pasa en tus clases, sin echar balones fuera y sin miedo.
Ayudaría contar con la colaboración de un equipo educativo coordinado e implicado, convoca a los equipos educativos de esos grupos y tomad las riendas de la situación, TODOS A UNA. No propongaís normas que no estáis dispuestos a hacer cumplir, sino las más coherentes y realistas (y hacerlas cumplir a rajatabla).
Implica a los padres de los alumnos que cometan faltas disciplinarias. Los boicoteadores se regodean en la impunidad, intenta cortar esa vía.
Implica a alumnos (también los boicoteadores, anula su liderazgo en el boicot) en distintas tareas en el aula, que asuman responsabilidades individualmente sobre el cuidado del aula (parte de asistencia, mantenimineto del aula, limpieza...) Un alumno implicado va a colaborar más y mejor. Hay minorías de alumnos estupendos, minorías de rompeclases...y una mayoría en medio de todos que se adapta a unos u otros según la capacidad de liderazgo. Hay que ganar a esa mayoría maleable para la causa.
Las sanciones pueden ser inmediatas y revertir en la marcha del centro (limpieza de material dañado, colaboración en tareas de mantenimiento, vigilancia....). Algunos castigos son bienvenidos por este tipo de alumnos (les da reconocimineto social en la manada!), pensad otros tipos de correcciones.
No inundes Jefatura de Estudios con partes de amonestación, trabaja con el tutor, con los padres, con la directiva...pero lleva tú la iniciativa durante todo el proceso. No dejes el papel en una bandeja. El boicoteador sabe que en todo ese maremágnum burocrático se pierde toda la fuerza.
Hay cientos de ideas, prueba. La mejor es tu implicación y tu asunción de autoridad. Los alumnos deben creerte tanto cuando les explicas como cuando les haces cumplir normas.
Suerte.
3/12/2006 14:21 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Jordi CB
Member


 

Localización: 
Registrado: 29/11/2006      Advertencias: 0
Os agradezco de verdad vuestras ricas aportaciones, llenas de cordura educativa y de fe en los educandos. Las tendré en cuenta. Por mi parte, siempre me han llamado la atención aquellas palabras de Goethe: "Trata al otro como si ya fuera lo que debe ser y lo será". O aquellas otras del libro de Louis Evely: "Educar educándose".
Un abrazo.
Jordi
4/12/2006 12:59 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
paz
Member


 

Localización: 
Registrado: 20/11/2006      Advertencias: 0
Sobre tu cuestión no hay una panacea, como tampoco hay un manual de instrucciones cuando te encuentras con un niño entre tus manos. No sé cómo pero todos hemos sabido distinguir un profresor al que debíamos respetar y otro al que no. No estoy diciendo que haya profesores a los que no debemos respetar, pero sí hay profesores que tienen algo para los alumnos que intuyen que no deben de sobrepasarse, y no estoy hablando de miedo, ni de autoridad tiránica. Si no de autoridad incuestionable. Eso ocurre desde hace incontables años. Como alumna que fui, antes de llegar a ser profesora, como es lógico (o cronológico), no fui nunca una alumna problemática ni indisciplinada, pero enseguida percibía que profesor o profesora se iba a hacer con la clase y quién no.

Llevo más de veinte años dedicada a la enseñanza, y sigo percibiendo qué profesor no va a tener problemas disciplinarios con los alumnos, y qué profesor si los va a tener. Los alumnos los intuyen mucho antes que los que nos dedicamos a la docencia. No me gusta dar consejos, sólo exponer mis propias experencias. Como cuando el conde Lucanor pedía consejo a su fiel servidor Patronio y éste, lejos de darle un consejo o un dogma, se valía de un ejemplo (exemplia, es decir una experiencia propia o ajena que alumbrase su preocupación). Creo que enseñar no es más, ni menos, que alumbrar el camino que otro ha de emprender.

Ahí va mi experiencia: después de muchos años de docencia en diferentes campos, lugares y alumnado de distintas edades, clases sociales e inquietudes culturales. Durante el último curso estuve como profesora y educadora en un internado de educación secundaria y bachillerato. Eso conlleva no poder "desconectar", es decir, enseñar la asignatura asignada a todos los cursos y a todos los alumnos del centro (externos e internos), educar a los alumnos internos, lograr que adoptasen una disciplina de estudio, un horario extraescolar, y una indepencia a la hora de equilibrar ambos conceptos (mente sana en cuerpo sano). Fui profesora, directora de estudios -en el sentido de darles autosuficiencia a la hora de elaborar trabajos, pues les indicaba cómo encontrar los recursos para elaborarlos- organizadora de la biblioteca (dada mi experiencia profesional e involucración como bibliotecaria y documentalista, e investigadora científica), y confidente y enlace entre sus problemas íntimos (muchos de los alumnos internos tenían carencias afectivas familiares, y graves problemas dentro de sus familias) con los externos (es decir, enlace entre los alumnos a mi cargo y el resto del profesorado). No sé cómo lo logré, pero fue muy gratificante y satisfactorio. Creo que el triunfo fue ponerme en su lugar, y que ellos vieron en mí no a un enemigo, tampoco a un compañero (pues no se trata de que el profesor sea un compañero del alumno, como tampoco se trata de que un padre o madre se convierta en un colega o amigo de sus hijos) sino de poner ciertos límites y, sobre todo, un equilibrio entre disciplina y cariño. Que no nos vean como enemigos, pero tampoco como "amiguetes" que vamos de "güais". Los adolescentes procuran saltarse las normas impuestas por los adultos, pero también son conscientes de que si no hay normas o que los adultos que han impuesto las normas, no vigilan que éstas se cumplan, el juego se termina.Todo juego tiene sus normas, saltárselas es parte del juego, si el juego no tuviese normas sería muy aburrido, incluso, dejaría de ser juego. Es lo que pasa cuando todo vale: nada tiene valor. Llegaríamos al aburrimiento, y éste no tendría más salvación que crear unas normas que incentivaran el juego, para perpetuar la existencia, es decir: la ilusión, las ganas de jugar (de seguir viviendo), y de ganar la partida haciendo trampas. Como un adolescente decide saltarse las normas impuestas, porque si no las tuviera, si no tuviese límites, dejaría de tener expectativas y, por tanto, ilusiones. Todos los adolescentes, fueran o no disciplinados a las normas, exigían que les pusiéramos unos límites para poder franquearlas, sino no “tenía gracia”. La mayoría de los internos habían decidido voluntariamente residir en aquel internado, abandonando la comodidad de sus hogares lujosos anteponiendo el lujo a la austeridad y a la convivencia con compañeros desconocidos, e incompatibles con sus personalidades, y aun es más: abandonando su egoísmo innato, valorando positivamente la convivencia con compañeros muy diferentes a ellos mismos; e incluso viviendo cada uno de ellos un cambio de estación diferente, una edad biológica distinta, aún cuando sus edades variaban en pocos años de diferencia (pero sólo tres, cuatro o cinco años de diferencia es una distancia inmensa en la edad biológica de la pubertad, entre la niñez y la pubertad existe un paso mayor que entre la juventud y la madurez; como entre la primavera y el verano).

Disculparme si me extendido demasiado, pero creo que mi experiencia puede serviros (tanto a padres como a docentes).
5/12/2006 22:40 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
nadine
Member


 

Localización: 
Registrado: 25/11/2006      Advertencias: 0
Me gustaría aportar, a modo de reflexión, dos experiencias. Tal vez le sirvan a alguien.
Doy clases a universitarios seniors. De momento nadie ha contestado al móvil, ni siquiera ha sonado ninguno, sin embargo hablan, se duermen, hacen comentarios en voz alta etc., etc. Mi reflexión es la siguiente, si mis alumnos fueran adolescentes, su comportamiento se vería correspondido con algún que otro grito como método para controlar la situación ¿no?,pero mis alumnos son más de 20 años mayores que yo, esto me lleva a respetarles su decisión de hablar entre ellos, a seguir atentamente algunos de sus comentarios aunque no vengan a cuento (por respeto), a reirles las gracias.... y cuando alguien se duerme pienso que ha debido pasar una mala noche. ¿Por qué algunos profesores se empeñan en mantener una serie de normas en clase que resultan, incluso para alumnos adultos, difíciles de cumplir?.
Otra experiencia y otra reflexión. Lo que voy a decir sonará muy fuerte. Mis hijos son más educados que la mayoría de profesores que han tenido. Mis hijos han tenido que ir al colegio o al instituto para ver como un profesor insultaba a un alumno, le faltaba al respeto, lo encerraba en un armario, discutía con un compañero (es decir, con otro profesor), comentaba "detalles" de una conversación privada con la madre de un compañero etc. Lo malo es que todo lo que os cuento no le corresponde a un sólo profesor sino a varios. ¿Qué ocurre cuando un alumno presencia este tipo de cosas en clase?. Evidentemente, el respeto que pudiera tenerle a su profesor se desvanece y a partir de ahí supongo que se inicia una espiral de desencuentros.
Espero que entendais que de ningún modo generalizo, tengo amigos buenos profesores y he conocido a estupendos profesionales de la enseñanza.
Por cierto, para educar a mis hijos no he necesitado castigos, sólo algún grito de vez en cuando para mostrar mi enfado pero nunca como vehículo para agredir, avergonzar o faltar al respeto.
Jordi CB, me ha gustado la cita de Goethe. Ojalá que todos los profesores la entendieran y la tuvieran presente cada vez que entran en el aula.
Animo a todos los profesores.
5/12/2006 23:50 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
ersmachado
Member


 

Localización: 
Registrado: 8/12/2006      Advertencias: 0
Aunque actualmente ejerzo como profesor de primaria, he podido estar muchos años en la secundaria actual y en la secundaria antigua y siempre he sentido y llegado a la misma conclusión después de observar a mis compañeros más experimentados. Ahora que se supone que ya lo soy yo no hago más que corroborar aquellas observaciones. Los alumnos de antes y los de ahora solo obedecen a aquellos adultos de los que pueden percibir algo que yo llamaría autoridad intrínseca. Esta autoridad te la da tu confianza en ti mismo, tu saber estar y tu saber estar con ellos, tu capacidad de comprensión hacia ellos y sus problemas. En fin tu preparación para la docencia que no se adquiere con los estudios solamente sino con el deseo ferviente de ser enseñante y de creerte que puedes llegar hasta sus corazones a través de tu capacidad de contacto. Yo empecé sin una vocación clara hacia el magisterio y a lo largo de los años me he dado cuenta del poder tan grande que existe en la capacidad para comunicarse con los demás. Si tú sabes lo que quieres, solo hay que proponérselo, prepararse y estar al loro de por donde se mueven hoy en día los intereses de la juventud y sus progenitores. El grupo olfatea esa seguridad en ti mismo, la percibe y la pone a prueba hasta términos insospechados y al final se rinde ante la perseverancia, la sinceridad y el deseo. Solo algunos elementos inaccesibles se quedarán al margen de tu influencia pero aun así estos habrán captado quién es ahora el lider y procurarán mantenerse al margen.
Esto son solo reflexiones de una experiencia vital y no olvido la dificultad que conlleva el haber llegado hasta ella, incluso el desánimo en ocasiones. Ahora ya no me siento con fuerzas para seguir bregando con adolescentes y procuro trabajar para que los niños de ahora no lleguen a ser los adolescentes que yo tuve que "domesticar".
Saludos
8/12/2006 00:32 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Amelia
Member


 

Localización: 
Registrado: 20/11/2006      Advertencias: 0
He entrado en el foro para aportar mi opinión en los casos de conflictos de violencia en el aula actual, cuando los docentes nos sentimos desamparados.

LLevo en la escuela más de 30 años. He ido experimentando su evolución y los diferentes planes de estudio

Casi siempre estos casos se detectan desde que comienzan la primaria o incluso antes, pero al principio cuando la maestra expone el problema, se suele pensar, que le faltan cualidades o metodología o..... siempre hay una tapadera.

Mi propuesta es los maestros, docentes, enseñantes o mediadores (Como quieran llamarnos), NO TENEMOS QUE PERMITIR, que los alumnos nos impidan dar la clase.
Esta situación perjudica a todos, al propio alumno, que se piensa que él puede hacer lo que le da la gana, al resto de los alumnos, que tienen un mal ejemplo, o que no pueden aprovechar el tiempo como tienen derecho a hacerlo.

Tenmos que estar muy seguros y decir "esto no lo voy a permitir", y dejarnos de pañitos calientes. incluso tenemos derecho a denunciar ante las autoridades educativas, cosa que no se hace, (al menos yo desconozco estos casos)

Tenemos que sentirnos unidos, y defender nuestros derechos a poder desempeñar nuestro trabajo en condiciones normales.

No callarnos la boca y sufrir solos las vejaciones o insultos de los alumnos.

¡¡GRITEMOS!!, ¡¡¡GRITEMOS!!!, BASTA YA. Las autidades educativas tienen que devolvernos la autoridad que nos ha sido usurpada por la permisividad y los consejos de los orientadores, (que no están en el aula)

DENUNCIEMOS COMO COLECTIVO que esta situación de violencia en el aula no estamos dispuestos a sufrirla, vamos que no entra en el sueldo.

HAREMOS UN GRAN FAVOR A SOCIEDAD si conseguimos el respeto en la escuela para los maestros y para el resto de los alumnos.

Como dice José - Antonio Marina "EDUCA LA TRIBU" CONTEMOS A LA OPINIÓN PÚBLICA, NUESTRO PROBLEMA. NO NOS ACOBARDEMOS, LUCHEMOS POR RESOLVERLO. PLANTANDO CARA A CADA SITUACION QUE SE NOS PRODUZCA.

TENEMOS UN DEBER MORAL: Colaborar para hacer una sociedad mejor, y la permisividad y dejación, no es el camino adecuado. (mi punto de vista)

En este momento yo estoy atravesando un problema de violencia escolar. He decicido no callarme y luchar y resolver buscando la solución que sea mejor para todos.

Otro día os contaré como se termina de resolver.

Espero vuestras respuestas. Amelia
13/12/2006 00:32 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
holarocio
Member


 

Localización: 
Registrado: 14/12/2006      Advertencias: 0
Hola, soy nueva en este foro y mi pregunta es esta: ¿Se puede saber por que no se tienen en cuenta el nivel cultural de los padres a la hora de ayudar a esos hijos que les superan en nivel de estudios? Si mi pregunta no esta clara in tentaré explicarme mejor.
Siempre oigo que es muy importante que los padres esten ahí ayudando a los niño/as para hacer sus deberes y para cpntestarles ciertas preguntas, pero lo que no se tiene en cuenta es que muchísimos padres tienen un nivel cultural bajísimo y ya no solo academicamente si no que hay que oirlos hablar para darse cuenta de que les es imposible ayudar a sus hijos. Y no os hablo de gente del jurasico no, gente de antes de la guerra civil etc, no, si no de padres y madres de 35 años para arriba que no saben ni hablar, son pura ignorancia. ¿Que hacemos con esos padres? Hblo con conocimiento de causa os lo aseguro, en mi caso hablo desde un pueblo de 1400 habitantes de Extremadura, pero he vivido en Barcelona ciudad y me he encontrado con casos iguales, muchisimos. son padres que no estudiaron en su juventud y se pusieron a trabajar mas o menos jovenes, aunque tambien hay casos diferentes en que estos no son los motivos, ya lo se. Entonces cuando ves que en la escuela te enseñan a hablar y escribir de una manera y llegas a tu casa y los padres no tienen educacion suficiente para hacer frente a esto que la escuela y la sociedad piden, ¿que se puede hacer?, porque generacion tras generacion la historia se repite y no hay manera de acabar con esto. Esto nunca sale en television cuando se habla de fracaso escolar y ya va siendo hora, ¿no?. En cuanto al profesorado os diré que hay mediocres en la vida a montones y el gremio de los profesores, como todos los demas gremios, no es una excepción, yo he visto cada fiasco de profesores que es para echarse allorar, y aver que haces cuando a tu hijo o hija le toca uno de estos, que no son pocos. Porque, seamos realistas, profesores con vocacion hay pocos y por desgracia es una loteria que te toca o no y te das cuenta que la educacion academica de tu hijo se va muchas veces al traste por culpa de estos mediocres, además de muchos otros factores estoy de acuerdo. Pero el problema es que en estos colectivos, como en otros, nadie quiere decir que ese profesor, o ese médico, etc, es un desastre, un mal profesional, y como nadie, ni padres, ni profesores estamos dispuestos a decir, yo tengo parte de culpa, pues así nos va, a los padres, a los alumnos y a la escuela. Y por cierto, los políticos no ayudan nada de nada. Quiza es una vision un tanto pesimista pero no os preocupeis, tambien reconozco las cosas buenas(que las hay y muchas) y otro dia escribiré. Gracias.

14/12/2006 19:29 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
paz
Member


 

Localización: 
Registrado: 20/11/2006      Advertencias: 0
holarocio: he leido tu mensaje y creo que tratas tres temas importantes. Intentaré contestarte ordenadamente: el primer tema que planteas es el de la involucración de los padres en los estudios de los hijos, y si están a la altura de los conocimientos que se les enseña. Efectivamente tienes razón: los padres deben involucrarse en la educación de sus hijos (educación referida a comportamiento, a maneras de estar, a inculcarles el respeto hacia los demás y hacia ellos mismos, en definitiva: a convivir en una sociedad y que ellos no sean el centro del universo, si no una gota más que hace el océano), pero no estoy de acuerdo en que a los padres se les exija ser como unos segundos profesores, es decir, que ellos tengan que aprenderse la lección de cada asignatura para que sus hijos se la aprendan. Eso sería como intentar que un profesional de la enseñanza diera todas las disciplinas exigidas en el curriculum de la enseñanza (sea media o superior), bastante tiene con impartir la disciplina en la que se ha especializado. El relato de Manuel Rivas "la lengua de las mariposas", llevado a la pantalla cinematogrófica, es un espléndido ejemplo de enseñanza: el maestro instruye a sus alumnos y les anima a seguir estudiando, uno de esos alumnos se da cuenta que sus padres saben menos que él, pero para él es una satisfacción transmitir los conocimientos adquiridos a sus padres "ignorantes". Eso es, creo yo, en lo que se basa la educación: poder transmitir conocimientos aprendidos a los que no los tienen. Y eso es la verdadera vocación de un "enseñante", es decir, abrir campos de conocimiento que se perpetúen y abran nuevas puertas a los que no tuvieron la fortuna de llegar a ellos.
Por otra parte, hablas del colectivo de profesores o "enseñantes" como otro colectivo más de profesionales en el que hay "buenos" y "malos", es decir eficaces o no, como en cualquier otro colectivo. Tienes toda la razón. Como hay médicos excelentes y otros que deberían de dejar la profesión, como hay abogados tramposos, jueces incompetentes, taxistas, fontaneros, albañiles, etc.... que dejan mucho que desear y que deshonran al resto del gremio profesional. Sin embargo siempre asaltan los periódicos, los medios de comunicación, los que lo hacen mal, y no se habla apenas de los que lo hacen bien.
Te cuento una desagradable experencia que tuve que vivir: en las últimas oposiciones para profesores de educación secundaria en la comunidad de Madrid, tuve que contemplar cómo aprobaban a jóvenes recién salidos de la Universidad, sin experiencia alguna en la enseñanza, mientras que suspendían a candidatos con numerosos años de experiencia docente en centros privados. Eso me hizo pensar que la política actual (y con ello te respondo al tercer punto que planteas: la involucración de los políticos en la educación) desea no verdaderos profesionales con vocación y experiencia, sino "hijos" del proyecto LOGSE que continúen el cultivo de la ignorancia y la mala educación vigente, porque contribuyen a que los futuros votantes sean una manada de borregos más dócil o más violenta para que los dirigentes puedan campar por sus anchas...
Creo que hay educar para la autonomía de criterios, para la crítica de lo impuesto o lo dado por cierto. Enseñar es alumbrar el camino que otro debe emprender, no imponerle caminar por un único sendero. La educación y la autonomía de la enseñanza (es decir: propocionar los recursos necesarios para conseguir el autodidactismo y la confianza en uno mismo) es el verdadero y único camino hacia la libertad y la satisfacción con uno mismo (es decir, la felicidad). Para terminar, y no alargarme más, uno no es más por lo que tiene sino por lo que es.
19/12/2006 01:08 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
holarocio
Member


 

Localización: 
Registrado: 14/12/2006      Advertencias: 0
Hola Paz, y un saludo a todos los miembros. Agradezco muchísimo tu respuesta, porque la verdad, no esperaba que contestara nadie. Escribo para agradecerte la atencion de responder mi carta en el foro. Estoy de acuerdo en algunas cosas y en otras no tanto, me encantaría debatir contigo otro dia, dime si habitualmente escribes aqui. Así como a todas las personas a las que les preocupe la educación. Yo seguiré escribiendo y esperando vuestras respuestas.Me llamo Rocio, tengo 37 años y una hija de 9 y me preocupa mucho su educacion (como a cualquier madre de bien), además de la preocupación por el mundo que encontrará siendo adulta. Entre todos ayudaremos a que las cosas mejoren. Gracias y un abrazo a todos/as.
20/12/2006 10:07 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Sanchis
Member


 

Localización: 
Registrado: 1/12/2006      Advertencias: 0
hola Paz: he leido tu mensaje y estoy de acuerdo con muchas cosas, en todas las profesiones hay buenos y malos profesionales y la de maestros no es una excepción. Nos podemos encontrar con "buenos" y "malos" maestros dependiendo de su edad o de su grado de experiencia. Se, como se suele decir, que la experiencia es un punto a favor, pero no siempre es así. La experiencia te ayuda a madurar, pero solo maduramos si somos capaces de darnos cuenta de nuestros errores y aprendemos de ellos. La experiencia, por si sola no nos hace mejores profesionales. Un joven puede estar muy bien preparado y tener muchas iniciativas.
Tengo 22 años y el curso pasado me presente a las oposiciones, también vi que había gente de muchas edades. Es duro ver como una persona que lleva muchos años dedicada a la docencia y presentandose a las oposiciones no apruebe y aprueben a jovenes recien salidos de la universidad. Es cierto, que nos falta experiencia, pero la experiencia sólo se consigue trabajando. Y nosostros tambien trabajamos duro para conseguir una plaza y desempeñar nuestra profesión, que es nuestra vocación y lo que nos gusta. No por ser joven se es menos profesional o se está menos preparado, somos capaces de pensar libremente, de analizar y críticar la realidad que nos rodea (dependara, por supuesto, de cada persona).
20/12/2006 20:16 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
alby.es
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/9/2006      Advertencias: 0
Estoy totalmente deacuerdo con Sanchis, pero creo que lo que quería decir Paz es que el actual sistema de oposición hace aguas por todos los sitios y esto no quiere decir que un joven recien salido de la Universidad no esté tan preparado como una persona que lleve años dedicado a la docencia.
Insisto, lo que deberíamos criticar es el sistema de oposición, reflexionar y buscar nuevas alternativas para que de verdad accedan los docentes con verdadera vocación.
En mi opinión la fase de concurso-oposición es una forma más de clasificar a la gente, como hace el sistema educativo actual y muchos docentes con sus alumnos, y como hace la sociedad en general, asignándonos notas, calificaciones, un número, etc. Los alumnos son meros números en lugar de personas al igual que los opositores. Yo me pregunto: una nota o un número ¿En base a qué? ¿Cuales son los criterios por los que se obtiene esa nota? Estos nunca se hacen públicos. ¿Por qué en las próximas oposiciones para el cuerpo de secundaria se da a elegir entre 5 temas en lugar de entre 2? No es que no este deacuerdo, sino que digan los motivos o las razones, y no aceptemos todo porque sí.
El sistema es una verdadera aberración, por eso hay tantos seres aberrantes, en primer lugar la ministra de educación que lo unico que sabe hacer es ir de guay por los medios de comunicación y no preocuparse por ejemplo de este tema en concreto, pues lo que pienso es que como dice paz, la política actual y no actual falla estrepitosamente (con esto quiero dejar claro que me son indiferentes los partidos políticos, porque tanto unos políticos como otros no saben más que decir payasadas y majaderías).
Sería un cretino si todos los balones de la educación los pusiera en el tejado de los políticos, pero lo que sí creo es que es más facil intervenir desde la posición que ejercen, pues es más privilegiada que la de otras personas.
5/3/2007 13:18 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
paz
Member


 

Localización: 
Registrado: 20/11/2006      Advertencias: 0
Gracias Alby por interpretar correctamente mi mensaje. Un cordial saludo a tod@s de Paz
7/3/2007 22:59 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
alby.es
Member


 

Localización: 
Registrado: 18/9/2006      Advertencias: 0
Ahora bien, creo que la idea de la LOGSE/LOCE/LOE no fue y no es mala. Si creo que nunca hubo y todavía no hay los recursos necesarios para llevar a cabo la filosofía de la que estan impregnadas, y cuando hablo de recursos, me refiero principalmente a la falta de inversión, y a la falta de inversión en la preparación de los docentes en materia de educación.
Resulta vergonzoso que la formación del profesorado y muchos de los méritos para la fase de un concurso - oposición se obtengan a través de un desembolso económico. Tantas horas de curso... tanto dinero. Tanto dinero... obtienes el antiguo CAP. SE TRATA DE UN MERO TINGLADO, si no tienes tantas horas no consigues la puntuación correspondiente para la fase de concurso - oposición, etc.
Al final todos/as entramos por el aro, nos da igual todo con tal de conseguir nuestros objetivos. ¡NO TODO SE CONSIGUE A CUALQUIER PRECIO!
Por eso luego vienen las lamentaciones y la busqueda de responsabilidades cuando ocurren las desgracias que ocurren, en cierta manera aquí si que realmente todos/as somos unos conspiradores.
12/3/2007 11:30 Vínculo - Ip: Registrado - Cita:
Inicio del foro > FORO DE MOVILIZACIÓN EDUCATIVA > General > Disciplina en las aulas
Páginas: 2 ( [1] 2 >> ... Última página)
Respuesta rápida
Necesita acceder como usuario ántes de poder dejar un mensaje.
acerca de | nota legal | condiciones de uso | contacto | Optimizada para Internet Explorer 800x600
© Empresas Filosóficas S.L. | joseantoniomarina.net | | Diseño web nommac