EL DESARROLLO DEL CONOCIMIENTO SOCIAL 
Moralidad y convención
Elliot Turiel
Cambridge Studies in Social Development, 0
Nº de páginas: 226

Resumen y traducción: Paloma García Abad
 

COMENTARIO


INDICE

CAPITULO 0. Introducción: enfoques para el estudio del conocimiento social

El libro trata de cómo los individuos desarrollan el conocimiento social a través de sus interacciones con el medio social. Los estudios confirman que, desde las más temprana infancia, los individuos forman sistemas conceptuales para interpretar distintos elementos de sus experiencias sociales. El desarrollo social es un proceso por el que los individuos generan comprensiones del mundo social, haciendo deducciones y elaborando teorías acerca de los acontecimientos sociales experimentados. La investigación descrita en este libro demuestra que los individuos elaboran teorías acerca de la interacción social, que no versan sobre elementos experimentados aislados, sino organizados en categorías de pensamiento. El autor cree que los juicios sociales se organizan dentro de ámbitos de conocimiento, por lo que el estudio del desarrollo social exige una clasificación e identificación de dichos ámbitos. Uno de los objetivos es estudiar las organizaciones y reorganizaciones del pensamiento dentro de los ámbitos del juicio social. Se hace hincapié en dos ámbitos sociales: la convención y la moralidad. El libro se ocupa igualmente de la relación de individuo y su interrelación con el medio social, cómo se caracterizan dichas interacciones y cómo ellas influyen en el desarrollo.

CAPITULO 1. Estructura y desarrollo

Se considera el marco teórico general para el estudio del desarrollo y se analizan los principios generales de la estructura y el desarrollo. Se hace un examen de los juicios sociales de niños y adolescentes, el curso de desarrollo de dichos juicios, las relaciones de la experiencia social y el desarrollo y las relaciones entre el juicio social y la conducta social. Se explicitan los principios de desarrollo formulados por Piaget. Interacción, construcción y estructura. Según el enfoque estructural, el pensamiento está organizado y se construye partiendo de las interacciones del niño con el medio. Ni el pensamiento ni el conocimiento le vienen dado al niño en su forma biológica, ni procede del medio. La tesis propuesta es interacción frente a maduración. Se pasa revista a los orígenes senso-motores de las cogniciones físicas y las operaciones lógicas para ilustrar que incluso a una edad muy temprana las interacciones del individuo con el medio proceden de sistemas organizados de pensamiento. Estadios, sincronía y asincronía del desarrollo, equilibrio. Varios investigadores que trabajan en la tradición estructural han descrito cambios secuenciales en la organización del pensamiento; generalmente las secuencias consisten en estadios o niveles que indican cambios cualitativos. Dentro de una secuencia, el movimiento de un estadio a otro entraña la reorganización de una forma de pensamiento en una nueva. El autor describe las características del concepto de estadio. Las variaciones en el pensamiento de un individuo proceden de diferencias de ámbito y de las intersecciones del conocimiento de tipo informativo y conceptual, sincronía o asincronía del desarrollo. El proceso de cambio de un estadio al siguiente está regulado por el equilibrio: el desarrollo se dirige siempre a un aumento del equilibrio de tal forma que cada estadio posee más equilibrio que el anterior. Dominios del conocimiento y estructuras parciales. No existe una estructura general de la mente como un todo, tampoco existen tantos ámbitos de conocimiento de forma que estemos ante una serie de elementos y no nos quede un sistema de organización. Los conceptos sociales no son todos del mismo tipo. Lo primero que hay que hacer es identificar y definir los ámbitos a investigar. Métodos de investigación. Se pasa revista a los distintos métodos empleados en los estudios sobre el desarrollo estructural. Se hace una breve descripción del método clínico y se exponen las razones por las que las pruebas con métodos de marcación mecánica no se consideran sustitutos apropiados del método clínico y por qué los criterios psicométricos son inadecuados para la evaluación de las teorías estructurales.

CAPITULO 2. Experiencia social y conocimiento social

El niño obtiene conocimiento actuando y abstrayendo de los acontecimientos. Además de experimentar acontecimientos, los individuos seleccionan, interpretan y sistematizan elementos de su experiencia. Las experiencias sociales se relacionan de forma sistemática con el desarrollo de los conceptos sociales. Ni unas ni otros son iguales. Se examinan los elementos de la interacción social en tanto que se relacionan con la formación de los conceptos morales y los conceptos convencionales sociales. Se empieza por definir los ámbitos que se investigan y los criterios que delimitan sus fronteras. Se estudian las relaciones entre la acción y el pensamiento. Se incluye un análisis de las fuentes de experiencia de los juicios sociales y se describen una serie de estudios sobre las interacciones sociales de los niños en un medio natural. Moralidad y convención social. Se definen estos conceptos y una serie de criterios delimitadores. Las interacciones sociales. Se definen de forma sistemática las características de los acontecimientos sociales. Los criterios de definición empleados en el caso de la moralidad y la convención social proporcionan una base para la caracterización de los acontecimientos sociales que tienen lugar de forma natural. El autor se refiere a dos estudios realizados para examinar los tipos de interacciones sociales experimentados por los niños y para poner de manifiesto el juicio y la acción social. Los estudios han puesto de manifiesto que hay sistemas coherentes de interacción social que corresponden a distintos tipos de acontecimiento social. Los sistemas de acción están coordinados con los de pensamiento.

CAPITULO 3. Dimensiones de los juicios sociales

Se tratan las características conceptuales de cada ámbito de conocimiento y se hace un análisis de las clases de juicios sociales. Los datos obtenidos indican que ciertos tipos de interacciones sociales constituyen sistemas coherentes que giran en torno a un determinado ámbito social. El ámbito es el componente organizador de las acciones. Las investigaciones sugieren que los niños extraen conclusiones de los acontecimientos experimentados y han demostrado igualmente que los modelos relativos a los ámbitos de las interacciones se dan a lo largo de las distintas edades y lugares. Los hallazgos hacen pensar que hay cursos distintos de desarrollo para cada ámbito de juicio y que el comportamiento de los adultos y sus comunicados son determinantes en el comportamiento y juicios de los niños. Juicios de criterio, categorías de justificación y acontecimientos sociales. Se estudia cómo todo individuo juzga si un problema es una cuestión moral, un problema lógico o matemático; su análisis permite saber si distingue los ámbitos. El autor especifica los tipos de combinaciones de ámbito y la necesidad de explorar las distinciones de ámbito. En caso de que sean realmente distintos, las mezclas y los fenómenos de segundo orden no se pueden entender sin saber primero los principios que gobiernan el pensamiento en cada caso. Investigación acerca de los juicios de criterio. Se hace un resumen de los estudios que exploran los juicios de criterio y se comenta la metodología empleada en cada caso, así como los resultados obtenidos. Juicios de criterio, justificación de las categorías y familiaridad con el tema. Una de las conclusiones que se deducen de los estudios revisados es que los niños empiezan a formar conceptos sociales a una edad temprana. Con la edad, se observan variaciones en la organización del razonamiento dentro de un ámbito. Después de comparar los juicios de criterio y las categorías de justificación, se ha comprobado que las respuestas variaban según el ámbito; la familiaridad con el acontecimiento tenía alguna influencia y había diferencias relacionadas con la edad en la justificación de las categorías. Discontinuidad o continuidad en la distinción del ámbito. La continuidad y la discontinuidad en el desarrollo de los conceptos sociales es evidente en las diferencias entre los juicios de criterio y las categorías de justificación

CAPITULO 4. Dimensiones de los juicios sociales

Se tratan las características conceptuales de cada ámbito de conocimiento y se hace un análisis de las clases de juicios sociales. Los datos obtenidos indican que ciertos tipos de interacciones sociales constituyen sistemas coherentes que giran en torno a un determinado ámbito social. El ámbito es el componente organizador de las acciones. Las investigaciones sugieren que los niños extraen conclusiones de los acontecimientos experimentados y han demostrado igualmente que los modelos relativos a los ámbitos de las interacciones se dan a lo largo de las distintas edades y lugares. Los hallazgos hacen pensar que hay cursos distintos de desarrollo para cada ámbito de juicio y que el comportamiento de los adultos y sus comunicados son determinantes en el comportamiento y juicios de los niños. Juicios de criterio, categorías de justificación y acontecimientos sociales. Se estudia cómo todo individuo juzga si un problema es una cuestión moral, un problema lógico o matemático; su análisis permite saber si distingue los ámbitos. El autor especifica los tipos de combinaciones de ámbito y la necesidad de explorar las distinciones de ámbito. En caso de que sean realmente distintos, las mezclas y los fenómenos de segundo orden no se pueden entender sin saber primero los principios que gobiernan el pensamiento en cada caso. Investigación acerca de los juicios de criterio. Se hace un resumen de los estudios que exploran los juicios de criterio y se comenta la metodología empleada en cada caso, así como los resultados obtenidos. Juicios de criterio, justificación de las categorías y familiaridad con el tema. Una de las conclusiones que se deducen de los estudios revisados es que los niños empiezan a formar conceptos sociales a una edad temprana. Con la edad, se observan variaciones en la organización del razonamiento dentro de un ámbito. Después de comparar los juicios de criterio y las categorías de justificación, se ha comprobado que las respuestas variaban según el ámbito; la familiaridad con el acontecimiento tenía alguna influencia y había diferencias relacionadas con la edad en la justificación de las categorías. Discontinuidad o continuidad en la distinción del ámbito. La continuidad y la discontinuidad en el desarrollo de los conceptos sociales es evidente en las diferencias entre los juicios de criterio y las categorías de justificación

CAPITULO 5. Reglas y prohibiciones

Los datos presentados muestran que la moralidad y la convención constituyen ámbitos distintos y que no están relacionados con la edad. Dentro de los sistemas sociales, la promulgación de reglas y prohibiciones, además de su aplicación mediante sanciones, sirve como un medio primario para ejercer el control sobre el comportamiento de los individuos. La mayoría de los niños es consciente de la existencia de reglas a una edad muy temprana. Hay tres aspectos importantes que destacar: los medios por los que el desarrollo social tiene lugar, los mecanismos psicológicos que controlan la conducta social del individuo y la relación existente entre las reglas, la moral y los juicios convencionales. El autor examina las distintas posiciones mantenidas por Austin, Hart y Dworkin . Es importante estudiar cómo los individuos conceptualizan las reglas; para ellos, las reglas son fijas y absolutas; más tarde pasan a ser alterables mediante un acuerdo general y el consenso mutuo. El conocimiento sobre la existencia de una regla constituye una forma de conocimiento factual sobre el medio social. Investigación sobre los conceptos de las reglas sociales. Se estudian dos investigaciones realizadas sobre la concepción que tienen los niños de las reglas. Los resultados confirman una vez más la distinción entre la moralidad y la convención. La naturaleza sistemática de los conceptos de regla social. Desde una edad muy temprana, los niños se forman conceptos sistemáticos y no unitarios de reglas. Cuando no se tiene en cuenta el ámbito de aplicación de la regla, los niños más pequeños se inclinan a considerarlas como algo fijo; los niños mayores muestran una mayor conciencia de las funciones subyacentes de las normas. Niños y adolescentes dan por sentado que las normas varían de un contexto a otro. Las normas están a la vez asociadas y separadas de las consideraciones morales. Por ejemplo, las reglas de un juego y las reglas convencionales son independientes de la moralidad, pero hay normas que están íntimamente unidas a la moralidad.

CAPITULO 6. El desarrollo de los conceptos de la convención social y la coordinación de dominios

Examinado el proceso de desarrollo de los conceptos de convención social, se ha observado que las transiciones incluyen una fase de negación de un sistema de pensamiento, a través de un estado crítico de su estructura, seguido de la construcción y afirmación de un conjunto de conceptos más avanzados. Con respecto a la coordinación de los ámbitos de los conceptos sociales, hay que señalar que los ámbitos están separados de forma estructural y los componentes de más de un ámbito se pueden combinar en ciertas situaciones o acontecimientos. Afirmaciones y negaciones: equilibrio y desequilibrio en los conceptos de la convención social. Se analizan dos estudios realizados en los que a cada individuo se le hizo una entrevista clínica directa para obtener respuestas sobre cómo los sujetos razonaban sobre una serie de historias hipotéticas que trataban sobre formas de uso convencional: modos de dirigirse a otra persona, formas de vestir, puestos asociados a un determinado sexo, modelos de familia, y modales en la mesa. De ellos se ha extraído información respecto al desarrollo de los conceptos de convención social. Afirmación-negación y las transformaciones del desarrollo. En las explicaciones transformacionales-estructurales del desarrollo, se mantiene que cada nivel representa una reorganización estructural del nivel anterior. Un cambio de un nivel de pensamiento a otro no implica únicamente la adquisición de nuevos conceptos. El cambio implica también la negación o el rechazo del nivel previo basado en inconsistencias. Cada nivel de negación representa una substitución de la afirmación previa que prepara para una nueva forma de afirmación. Combinaciones de dominio. Se han realizado análisis para investigar la coordinación de conceptos en situaciones que incluyen la combinación de ámbitos. Se enumeran los tipos de combinación de ámbitos. Es evidente que algunas situaciones incluyen una combinación de dominios que implican la coordinación de diferentes tipos de juicios.

CAPITULO 7. El desarrollo de los juicios morales

Se revisan las explicaciones estructurales sobre el desarrollo moral y se lamenta que gran parte de la investigación llevada a cabo bajo el enfoque estructural no haya tenido en cuenta ciertos hallazgos recientemente realizados. Clasificación de hechos y temas empleados como estímulos. Para evaluar los resultados de una investigación es capital la adecuación del acontecimiento del estímulo al ámbito que sea objeto de la investigación. Análisis del desarrollo de los juicios morales. El autor ofrece una visión crítica de los análisis de Piaget y Kohlberg sobre el desarrollo moral. Elementos de la orientación heterónoma. Se estudia dos factores centrales en la explicación de Piaget del juicio moral: el estado mental general o cognitivo del niño y la naturaleza social de las relaciones durante la infancia. ¿Precede la heteronomía a la autonomía. La afirmación sobre el aspecto heterónomo de orientación moral de los niños pequeños es incongruente con los hallazgos que han aportado las nuevas investigaciones realizadas sobre el tema en las que se ha separado de forma explícita la moralidad de la convención. Modificaciones en los análisis sobre la heteronomía. Se revisan extensamente los trabajos de Kohlberg, basados en los de Piaget, sobre los juicios morales. Se ha demostrado que los conceptos morales no instrumentales están presentes en la primera infancia y que las concepciones del sistema social existen ya en la infancia más temprana. La autoridad moral se distingue de la autoridad social no moral mucho antes de la adolescencia o la aparición del 4 nivel propuesto por Kohlberg. Cambios relacionados con la edad en los juicios morales. Las investigaciones dan cuenta de las transformaciones que tienen lugar con el desarrollo. Los hallazgos de Damos ilustran los tipos de cambio que tienen lugar durante la infancia en la organización del pensamiento sobre la justicia.

CAPITULO 8. Enfoques no cognitivos del desarrollo moral: internalización y determinismo biológico

Frente a la opinión estructural del desarrollo social, las teorías conductistas y psicoanalíticas explican el desarrollo en tanto que determinado causalmente por el contenido medioambiental al que el niño está expuesto y/o las características construidas biológicamente. Para ambos enfoques, el comportamiento moral es el producto de la internalización de estándares externos. El autor menciona los enfoques que hacen hincapié en las tendencias biológicas como fuentes del comportamiento moral: la sociobiología Formación del superego. El autor hace una revisión crítica de la concepción psicoanalítica a la luz de los datos obtenidos sobre la moralidad y su desarrollo. Enfoques de internalización conductistas. Revisión crítica de las tesis y métodos de investigación de los conductistas sobre la hipotética adquisición de la moralidad. Éstos se han concentrado principalmente en los mecanismos de adquisición.

CAPITULO 9. Juicios sociales y acciones: coordinación de los hábitos

Se estudian las relaciones acción-juicio y los juicios que implican la coordinación de ámbitos. El autor lamenta que la mayor parte de la investigación se haya concentrado en el comportamiento moral. Investigación sobre las relaciones del juicio moral y la acción. Un gran número de investigadores se han centrado en el estudio del comportamiento moral porque creen que las acciones de los hombres están íntimamente relacionadas con sus juicios morales. No se pretende afirmar que los juicios y las acciones están siempre en sincronía. Hay sincronía para un gran número de comportamientos y, por lo tanto, no se puede concluir que juicios morales y acciones son independientes unos de otros. Pero es evidente, al mismo tiempo, que existen inconsistencias significativas entre ambos. Consistencias e inconsistencias en el juicio y en la acción. Dominios del juicio y de la acción. Una explicación alternativa al modelo causal de las asociaciones empíricas para la consistencia y la inconsistencia procede del enfoque estructural sobre el juicio y la acción: consistencias e inconsistencias son formas de coordinación de sistemas de juicio y sistemas de acción. Las coordinaciones de juicios y acciones son parte integrante del proceso de desarrollo. Se analiza el caso de “The Free Speech Movement” en el campus universitario de Brekely para analizar las relaciones del juicio moral y el comportamiento y un caso aportado por Harman. Se consideran las conductas sociales y sus relaciones con los ámbitos de los juicios sociales. Se cree que el juicio moral es sólo un componente en el proceso de coordinación de diferentes ámbitos de juicio en las decisiones sobre la conducta. Ámbitos de juicio y de acción. Se tratan las coordinaciones de ámbito en el contexto de los análisis de conducta. Se plantea cuáles son las relaciones entre los juicios sociales y el comportamiento.

CAPITULO 10. Conclusiones: Interacción, desarrollo y racionalidad

Los sistemas sociales y sus miembros han sido caracterizados bien de individualistas o de colectivistas. Se ha tildado a las explicaciones del desarrollo moral dadas por Piaget y Kohlberg de individualistas. El autor protesta contra estas etiquetas culturales que no son para nada evaluadoras. La dicotomía individualismo-colectivismo es insuficiente para dar cuenta de la orientación de los individuos.